Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La patronal de la estiba garantiza el empleo, pero tras pactar el plan de bajas por prejubilaciones

También lo condiciona a acordar mejoras operativas "puerto por puerto"
La patronal de empresas de estiba Anesco acepta atender la petición de los sindicatos de estibadores dar "continuidad a los actuales puestos de trabajo" del gremio, pero lo vincula a pactar previamente un ajuste de este colectivo a través de un plan de bajas voluntarias por prejubilaciones.
Las empresas también condicionan la garantía de empleo a negociar "puerto por puerto" medidas para mejorar la competitividad de estas instalaciones, para lo que propone abrir mesas de negociación en cada uno de los puertos.
Así lo indicó Anesco en un comunicado emitido tras la reunión mantenida este martes con los sindicatos del gremio (Coordinadora de Trabajadores del Mar, CC.OO., UGT, CIG y CGT) que concluyó sin acuerdo y el mantenimiento de la huelga de 48 horas que mañana comienza en los puertos.
En este sentido, la representación empresarial llamó a la "responsabilidad" de los sindicatos para que desconvoquen la huelga y garanticen la estabilidad en el sector "mientras duren las negociaciones, dado el grave perjuicio que el conflicto genera en toda España".
De su lado, Anesco reiteró su voluntad de "agotar todas las vías de diálogo" para "solucionar el conflicto" generado con la reforma del sector aprobada por el Gobierno.
En este sentido, la asociación indicó que someterá a la asamblea que celebra este viernes, día 16, la propuesta planteada por los sindicatos en la reunión de este martes, en la que ofrecen adelantar la de sueldo del 10% a la que ya se han comprometido.
LIBRE CONTRATACIÓN DE TRABAJADORES.
A pesar de ello, Anesco recordó que sus empresas, "como compañías empleadoras que son, deben ostentar la dirección, control, organización y libre contratación de sus trabajadores, según ocurre en el resto de sectores económicos".
"El mantenimiento de la competitividad de los puertos españoles hace indispensable, para garantizar tráficos y puestos de trabajo, que las empresas puedan decidir libremente la composición de los equipos de trabajo necesarios para cada actividad", reclamó la patronal.