Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La patronal de la estiba denuncia huelgas encubiertas y pide la intervención de las Administraciones

La patronal de la estiba Anesco ha denunciado que se están realizando "huelgas encubiertas" entre los estibadores de los puertos ante las que solicita la intervención de las administraciones públicas.
En concreto, la asociación pide a la Inspección de Trabajo, al Ministerio de Fomento y a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que actúen "para garantizar los derechos y libertades de las empresas y de sus usuarios".
Anesco considera que estas actuaciones organizadas, "que extralimitan el legítimo derecho de huelga y se realizan al margen de toda la legalidad", tienen como fin "presionar a las empresas, para forzar la negociación".
La denuncia de huelgas de la patronal tiene lugar después de que los sindicatos de estibadores anunciaran tres paros para la próxima semana a los que se sumarán los convocados hoy para las dos semanas siguientes.
Se da la circunstancia que inicialmente para este viernes estaban previstos paros, pero formaron después parte de los que los sindicatos desconvocaron la pasada semana tras lograr un principio de acuerdo con las empresas que posteriormente este jueves quedó en suspenso.
En concreto, en un comunicado, Anesco detalla que "desde la mañana de ayer jueves se están produciendo bajadas de producción selectivas, castigando a unas empresas frente a otras, con objeto de alterar el mercado y la competencia entre ellas para hacer aún más daño a las compañías, condicionando ilegalmente la negociación colectiva".
Los descensos de actividad son "en algunos casos" de hasta el 70% respecto al ritmo habitual de trabajo en la estiba y desestiba de los buques.
"Ello está ocasionando inasumibles pérdidas económicas para las compañías, que se encuentran indefensas, y cuantiosos daños al sector del transporte y la logística", asegura Anesco.