Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La patronal de Coca-Cola y Schweppes "agotará las vías" contra el impuesto catalán a las bebidas azucaradas

El director general de Anfabra (Asociación de bebidas refrescantes), Josep Puxeu, ha adelantado una "estrategia conjunta" con todo el sector agroalimentario para recurrir el reglamento del impuesto catalán sobre bebidas azucaradas envasadas, que se ha publicado este jueves.
Puxeu ha afirmado que celebrarán una reunión en las próximas horas y que "agotarán las vías legales" ante las instituciones cuando empiece el periodo de liquidación del impuesto, que para este trimestre está previsto entre los días 1 y 20 de julio.
La asociación empresarial dirigida por Puxeu representa a marcas como Coca-Cola, Pepsico, Redbull y Schweppes, con una facturación conjunta de 5.200 millones de euros.
De acuerdo a lo estipulado en el reglamento, el ingreso del impuesto deberá efectuarse telemáticamente mediante un sistema informático que "aún no está en funcionamiento", según ha afirmado Puxeu a un grupo de periodistas tras la presentación del 'Informe de evaluación y seguimiento de los compromisos medioambientales de las bebidas refrescantes' este jueves en Madrid.
Ante esta situación, el portavoz del sector de las bebidas refrescantes ha recalcado "los problemas de gestión y de aplicación" de este gravamen.
Asimismo, Puxeu ha insistido en que este Reglamento "no resuelve lo que la ley tampoco resolvía" y ha enfatizado la "ambigüedad" actual por parte de la Agencia Tributaria de Cataluña.
Por ello, ha instado al Gobierno a "poner orden" ya sea a través del recurso de insconstitucionalidad o por otras vías que consideren oportunas ante un impuesto que consideran "discriminatorio".
En cuanto a la repercusión económica del impuesto hasta este momento, Anfabra ha admitido que es pronto para hacer balance, pero esperan un crecimiento en sus ventas tanto por el aumento de turistas como por las condiciones meteorológicas muy favorables al consumo de bebidas refrescantes.
En ese sentido, Puxeu ha sostenido que este impuesto, cuyo fin es recaudatorio, "lesiona y distorsiona" el crecimiento económico del sector industrial y de la economía en general.