Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uno de cada tres parados españoles reconoce haber rechazado alguna oferta laboral, según Hays

El 32% de los parados españoles reconoce haber rechazado una oferta de trabajo pese a no tener un empleo en el momento de hacerlo, según la Guía del Mercado Laboral 2017 de Hays.
En cuanto a los profesionales ocupados, más de la mitad, en concreto el 54%, reconoce haber descartado alguna oferta laboral.
Por comunidades autónomas, los desempleados catalanes son los que más han rechazado algún empleo (34%), seguidos de los vascos (33%) y valencianos (32%). Los madrileños (31%) y los andaluces (29%) se sitúan por debajo de la media nacional.
El motivo principal para rechazar un trabajo es el salario. Según el 40% de los encuestados por Hays para elaborar este informe, el sueldo ofrecido estaba por debajo de sus expectativas. Otras razones son las condiciones laborales (30%); funciones inferiores a la cualificación (21%); la obligación de hacerse autónomos para poder obtener el empleo (18%); inexistencia de conciliación laboral (14%); tipo de contrato (13%); filosofía de la empresa (11%), y poca estabilidad (10%).
Según el informe de Hays, casi la mitad de los menores de 24 años han descartado alguna oferta laboral, aunque muchos de ellos estén buscando su primer trabajo, frente al 38% de los desempleados de entre 25 y 44 años; el 27% de los parados de entre 45 y 54 años; el 24% de los candidatos de 55 a 66 años, y el 20% de los mayores de 67 años.
El periodo en el que más gente rechaza alguna oferta de empleo es cuando se lleva entre 7 y 12 meses en el paro (el 38%), cifra que disminuye hasta el 27% entre los que llevan más de dos años desempleados.
El informe revela que la causa de despido condiciona las ganas de volver a trabajar. Entre los que están en el paro por un despido, el 32% ha rechazado alguna oferta, porcentaje que se eleva hasta el 38% para los que cursaron baja voluntaria.
En cambio, sólo el 24% de aquellos a los que se les rescindió el contrato durante el periodo de prueba han rechazado alguna oferta laboral, siendo este grupo el que más trabajos acepta. Les siguen los que están sin empleo por quiebra o cierre de su antigua empresa (29%), y los que están buscando un primer empleo (31%).