Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El oro, aceptado como inversión en las finanzas islámicas

El oro pasará a formar parte del universo de activos aceptados por el mundo financiero islámico, cuyo volumen de negocio global alcanzó en 2015 los 1,88 billones de dólares (1,75 billones de euros), después de que la Organización de Contabilidad y Auditoría para Instituciones Financieras Islámicas (AAOIFI por sus siglas en inglés), la autoridad financiera islámica, haya establecido un estándar respetuoso con la 'sharia' para productos referenciados al oro.
El establecimiento de este estándar para el oro, elaborado en colaboración con el Consejo Mundial del Oro (WGC), permitirá al metal precioso incorporarse al abanico de activos aceptables bajo las reglas financieras islámicas, que incluyen acciones, inmuebles, algunas 'commodities', seguros islámicos ('takaful') y bonos islámicos ('sukuk').
"El lanzamiento del estándar para el oro no sólo permitirá realizar más inversiones acordes con la 'sharia', sino que conllevará un cambio revolucionario en las finanzas islámicas y la comunidad inversora", declaró Hamed Hassan Merah, secretario general de AAOIFI, quien expresó su confianza en que esta decisión represente un "paso adelante progresivo" para el sector financiero islámico.
Los inversores islámicos no pueden acceder a activos refugio tradicionales como los bonos del Tesoro de EEUU o de otros emisores soberanos, así como a los mercados de capitales convencionales, mientras que el mercado 'sukuk' se ve constreñido por la limitada liquidez y la escasez de activos de alta calificación crediticia.
De este modo, el oro aparece como el único activo que cuenta con el volumen y la seguridad suficiente como para absorber la búsqueda de calidad de los inversores islámicos y, como refugio definitivo de valor, puede contribuir a reducir el riesgo sistémico en el mundo financiero islámico.
Por su parte, Mark Mobius, presidente ejecutivo de Templeton Emerging Markets Group, destacó que la adopción de este estándar para el oro podría suponer el "evento más significativo" para las finanzas islámicas en los últimos años.