Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición modifica sus enmiendas para tratar de sortear el veto del Gobierno a 3.800 propuestas

El PSOE, Unidos Podemos, Esquerra Republicana y Compromís han modificado cientos de enmiendas registradas al proyecto de Presupuestos Generales del Estado que debate la Comisión de Presupuestos del Congreso para tratar de sortear el veto del Gobierno que amenaza con no permitir la tramitación de 3.800 propuestas por considerar que suponen un aumento de gasto.
Las normas parlamentarias exigen que cada enmienda que pretende destinar un dinero a una partida concreta debe especificar de dónde lo extrae y, viendo que los grupos de la oposición habían presentado enmiendas para mover casi 47.000 millones de la partida del Fondo de Contingencia para imprevistos, que sólo está dotado con 15 millones, PP y Ciudadanos ya habían anticipado que todas esas propuestas, unas 3.800, serían vetadas.
Para evitar su exclusión, los grupos parlamentarios afectados están transaccionando enmiendas para cambiar el origen de las partidas presupuestarias que pedían desplazar. En el caso del PSOE, su portavoz de Presupuestos, Javier Lasarte, ha explicado que ha transaccionado las 1.400 enmiendas de su grupo que corrían el riesgo de ser vetadas.
Por su parte, Unidos Podemos ha transaccionado más de un millar de sus enmiendas que corrían el mismo riesgo de ser excluidas, incluidas también las de sus socios valencianos de Compromís, que al no estar en la Comisión de Presupuestos como Grupo Mixto, no tienen capacidad para poder pactar dentro de la comisión.
Tanto Lasarte, como el portavoz de Presupuestos de Unidos Podemos, Segundo González, han explicado que la intención de PP y Ciudadanos, partidos con mayoría en la Mesa de la Comisión, era excluir del debate presupuestario cerca de 4.000 enmiendas y que para ello buscaron agotar el Fondo de Contingencia de 15 millones de euros durante la fase de Ponencia.
ACUSACIONES DE CHAPUZA
Efectivamente, las siete enmiendas incluidas en Ponencia tenían valor de 15 millones de euros ante lo cual, según el criterio adoptado por la Mesa, se remitiría un informe del Gobierno alertando de que el resto de enmiendas con cargo a este fondo supondrían un aumento del gasto.
Este informe finalmente no se llegó a remitir por el letrado de la Comisión, que alertó de que el fondo no había sido agotado, restando aún 1,3 millones de euros. Una de las partidas incluidas no corría a cargo de este fondo y otra suponía una transferencia que se efectuaba a través de otra sección de los Presupuestos.
Tanto PSOE como Podemos han calificado esta maniobra como "chapuza". Durante su intervención, González ha llegado a tildar esta "maniobra" como "una mezcla de la 'Escopeta nacional' y 'Pepe Gotera y Otilio, chapuzas a domicilio'".