Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los operadores podrán usar canalizaciones o postes ya construidos para desplegar redes a menor coste

El Gobierno establece también medidas para que se coordinen las obras civiles de nueva construcción
Los operadores de telecomunicaciones podrán instalar sus nuevas redes de muy alta velocidad utilizando todas las infraestructuras y obras civiles ya construidas, como canalizaciones, postes o líneas férreas, una medida con la que el Gobierno busca promover el despliegue de redes al reducir su coste.
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidente en funciones, Soraya Sáenz de Santamaria ha anunciado que el Gobierno ha aprobado un Real Decreto de Medidas que buscan incentivar el despliegue de las redes de comunicaciones electrónicas de alta velocidad y reducir su costes.
Para ello, establece derechos de acceso a infraestructuras físicas existentes, la coordinación de obras civiles y la mejora en el acceso a la información sobre infraestructuras existentes, obras civiles previstas y procedimientos aplicables a la concesión de permisos.
En concreto, los operadores podrán instalar sus nuevas redes utilizando todas las infraestructuras y obras civiles ya construidas, como por ejemplo canalizaciones de gas, electricidad o saneamiento, postes, conductos en carreteras, líneas férreas, torres o cualquier otra capaz de alojar las nuevas redes.
Además, se han establecido medidas para que se coordinen las obras civiles de nueva construcción, de forma que cuando vaya a realizarse una nueva obra se aproveche para instalar en ese momento las redes de fibra y se evite tener que estar reabriendo calles y aceras.
"Con ello se abaratarán de forma muy importante los costes de instalar las nuevas redes, se acelerará su despliegue y se podrá ampliar la cobertura. Además, se evitarán molestias a los ciudadanos reduciendo el número de las obras de construcción", ha remarcado la vicepresidenta.
Por otro lado, el Real Decreto obliga a las Administraciones Públicas a publicar toda la información relativa a las condiciones y procedimientos aplicables a las instalaciones y despliegue de redes públicas de comunicaciones electrónicas y sus recursos asociados.
El Ministerio de Industria, Energía y Turismo deberá establecer un punto de información único de permisos y licencias a través del cual los operadores accederán por vía electrónica a toda la información.
Este Real Decreto incorpora al ordenamiento española la Directiva 2014/61/UE, de 15/05/2014, relativa a medidas para reducir el coste del despliegue de las redes de comunicaciones electrónicas de alta velocidad.
REFORMAS EN EL SECTOR.
La vicepresidenta ha remarcado que con esta norma se da "un paso más" en el conjunto de reformas acometidas en el sector de las telecomunicaciones, cuyo eje fundamental ha sido la Ley General de Telecomunicaciones aprobada en mayo de 2014 con un amplio consenso parlamentario.
En este sentido, ha subrayado que el principal objetivo de este conjunto de reformas ha sido crear un marco regulatario que favorezca la inversión y facilite el rápido despliegue de las nuevas redes de fibra óptica y la cobertura de las redes de telefonía móvil de cuarta generación.
La vicepresidenta ha remarcado que con la creación de este marcado se busca conseguir que todos los ciudadanos y empresas del país puedan disfrutar "de las mejores prestaciones y de máxima velocidad en los accesos de Internet".
Asimismo, ha recordado que España dispone actualmente de la red de fibra óptica más extensa de Europa con 22,5 millones de accesos instalados, frente a los 15,3 millones de hace un año y los 1,6 millones de 2012, asó como que dos terceras partes de la población española tiene la posibilidad de acceder a una conexión de fibra de 100 Mbps.
En esta línea, Sáenz de Santamaría también ha subrayado que la cobertura móvil 4G supera en la actualidad el 90% de la población española, lo que supone un avance "enorme", ya que era una tecnología que no existía en el año 2012.