Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sector olivarero es optimista ante una relación calidad precio equilibrada y sostenible, según COAG

El sector olivarero español se ha mostrado optimista ante una relación calidad precio equilibrada y sostenible para los productores en la presente campaña, según ha informado en un comunicado la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG).
En concreto, desde el sector del olivar de la organización agraria se subraya que la evolución en las dos últimas campañas demuestra que el sector no es excedentario y tiene capacidad para poner en el mercado todo el aceite de oliva que se produce a precios remuneradores.
Sin embargo, COAG recuerda que en los últimos años se ha querido mostrar que el sector español es excedentario en aceite de oliva, en una estrategia permanente de la industria envasadora para mantener los precios bajos. "El problema estructural del olivar no son los excedentes, porque no sobra aceite, sino la volatilidad de los precios", ha argumentado el responsable de olivar de COAG, Gregorio López.
"No obstante, la realidad evidencia que, tras varios años de cosechas medias, nos encontramos con la suficiente madurez para permitir unos precios estables que beneficien a productores, industriales y consumidores. El problema del sector del olivar no son los excedentes porque las exportaciones crecen, como lo hace el reconocimiento y valoración en el exterior del aceite de oliva como un producto con unas características saludables de primer orden", ha explicado López.
En la actualidad, los precios para los aceites virgen se sitúan en 3,50 euros/kilo y 3,60 euros/kilo y los virgen extra en 3,70 euros/kilo y 3,80 euros/kilo.
"Tras años de pérdidas para los olivareros, el escenario actual nos permite ser moderadamente optimistas. Una reducción de cosecha por falta de lluvias y el buen ritmo de comercialización permiten vislumbrar una fortaleza de los precios, que afortunadamente superan los costes de producción", ha vaticinado López.