Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El déficit público baja un 11,2% hasta octubre y el Estado un 10,3% hasta noviembre

El déficit de las Administraciones Públicas, excluyendo a las corporaciones locales y las ayudas financieras, se redujo un 11,2% hasta octubre y sumó 43.115 millones, el 4,05% del PIB, mientras que el saldo del Estado alcanzó los 35.561 millones hasta noviembre, el equivalente al 3,34% del PIB y un 10,3% menos que en el mismo periodo de 2013.

Lo ha señalado el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en una nota de prensa, tras cerrar también el dato del tercer trimestre del año (38.482 millones, el 3,62% del PIB) una vez incorporadas las cifras de las entidades locales.
El saldo registrado entre enero y octubre se desglosa en un déficit de la Administración Central de 28.470 millones, el 2,68% del PIB; un déficit autonómico de 14.167 millones, el 1,33% del PIB; y un déficit de la Seguridad Social de 478 millones, el 0,04% del PIB.
Las comunidades superan así en algo más de tres décimas su objetivo anual. Extremadura (-2,29%), Murcia (-2,22%), Andalucía (-1,84%), Cataluña (-1,76%), Comunidad Valenciana (-1,57%), Castilla-La Mancha (-1,46%), Aragón (-1,24%) y Madrid (-1,11%) superan el objetivo.
Galicia (-1,03%) y Castilla y León (-1,03%) están en el límite y el resto cumplen: Cantabria (-0,96%), Baleares (-0,92%), La Rioja (-0,92%), Navarra (-0,86%), Asturias (-0,62%), País Vasco (-0,42%) y Canarias (-0,31%).
En el caso de la Seguridad Social, la cifra se debe principalmente al Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE), que amplió su superávit hasta el 0,53% del PIB, mientras que el Sistema de la Seguridad Social registró un déficit del 0,51% del PIB y el Fogasa contabilizó un déficit del 0,07% del PIB.
Las cifras del Estado van siempre un mes por delante de las déficit público y muestran una disminución superior al 10% hasta noviembre. En términos de PIB la cifra se sitúa en el 3,34% y muestran cierto margen de cara al objetivo del 3,5% fijado para el conjunto del año.
El déficit registrado hasta noviembre es consecuencia de unos ingresos de 156.812 millones de euros, un 4,3% más, y unos gastos de 192.373, lo que supone un aumento del 1,3%. En términos de caja, que computa los ingresos y gastos cuando realmente se producen, el déficit del Estado se situó en 26.498 millones de euros, el 2,49% del PIB.
La recaudación total hasta septiembre ascendió a 183.149 millones, frente a 171.816 millones en 2013, lo que supone un incremento del 6,6%. De este importe, 65.999 millones corresponden a ingresos cedidos a las comunidades territoriales por su participación en los impuestos estatales, un 3,1% más. Los ingresos impositivos totales crecieron un 4,2% impulsados por los aumentos del IRPF y del IVA en un 4,2% y un 8,2%, respectivamente. El resto de ingresos no financieros creció un 26,8%, con una recaudación total del 22.713 millones.
La recaudación total por impuestos directos y cotizaciones sociales, antes de descontar la participación de las administraciones territoriales, sumó 86.032 millones, con un aumento del 2,2%. De su lado, los ingresos totales por impuestos indirectos ascendieron a 74.404 millones, un 6,7% más.
EL IRPF SUBE UN 4,2%
En concreto, la recaudación del IRPF fue de 68.027 millones, un 4,2% más que un año antes debido, principalmente, al aumento de las retenciones del trabajo en un 3,4%, los ingresos de la Campaña de Renta y la minoración de las devoluciones en un 2,6%. Los pagos fraccionados crecieron un 7,2% y el gravamen sobre premios de determinadas loterías aumentó en 193 millones. En términos homogéneos, los ingresos del IRPF aumentaron el 3,6%.
Por su parte, el Impuesto sobre Sociedades sumó 14.102 millones, un 7,6% menos por el aumento de las devoluciones en un 28,2% y por los elevados ingresos del año pasado, que no tienen correspondencia este año. Los ingresos de la declaración anual de 2013 fueron de 4.020 millones, un 7,4% más, mientas que los pagos fraccionados, con una cifra de 12.487 millones, aumentaron un 9,2%, principalmente por el crecimiento de los grupos consolidados y del resto de las grandes empresas. En términos homogéneos, la recaudación hasta creció un 1,3%.
EL IVA SUBE UN 8,2%
La recaudación del IVA sumó 53.730 millones y se incrementó en un 8,2% respecto a un año antes, aunque en términos homogéneos, de los que 44.551 millones proceden del IVA operaciones interiores, que experimenta un aumento del 8,5%.
La recaudación por Impuestos Especiales, por su parte, ascendió a 17.959 millones, con un aumento del 2,1% debido al aumento del Impuesto sobre Labores del Tabaco e Hidrocarburos en un 1,6% y 1,8%, respectivamente. En cambio, los ingresos del Impuesto sobre la Electricidad cayó un 4,1%.
BAJAN LOS PAGOS
Por el lado de los gastos, los pagos no financieros efectuados por el Estado se situaron en 143.648 millones de euros, un 1,3% menos. En este resultado ha influido el descenso de las transferencias corrientes y las inversiones reales, compensados en parte por los mayores gastos financieros y de transferencias de capital.
Así, los gastos financieros ascendieron a 31.233 millones, un 11,6% más, mientras que las transferencias de capital acumularon 7.048 millones, un 46,7% más. En cambio, cayeron los gastos corrientes en bienes y servicios (-1,2%), las transferencias corrientes (-6,8%) y las inversiones reales (-24,1%).
De su lado, los gastos de personal cayeron un 0,3% y se situaron en 13.755 millones de euros, con un aumento del 0,3% de las cotizaciones sociales y un descenso del 4% en los gastos sociales a cargo del empleador y del 0,4% en los sueldos y salarios.