Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Estado deberá pagar 1,2 millones por despido a los exjefes de Catalunya Caixa

Catalunya CaixaEFE

El juez del Juzgado de lo Social 8 de Barcelona ha declarado improcedente el despido del expresidente de Catalunya Banc Adolf Todó y el exconsejero delegado Jaume Masana, por lo que obliga a la entidad a readmitirles o a pagarles una indemnización de 600.000 euros a cada uno. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado un recurso contra la sentencia y ha dicho que espera que la justicia le acabe dando la razón.

Según la sentencia, fechada el 4 de marzo y contra la que cabe recurso, las partes podrán elegir una de las dos opciones de mutuo acuerdo, y si no se alcanza, Catalunya Banc deberá abonar la indemnización.
El juez exime de responsabilidad al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), organismo que controla actualmente la entidad financiera, y que el 10 de mayo de 2013 notificó su despido a Todó y Masana.
El Gobierno recurrirá la sentencia
El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado ya un recurso contra la sentencia y ha dicho que espera que la justicia le acabe dando la razón.
El FROB y la entidad lógicamente acatan todas las sentencias, pero se va a apelar a la instancia superior porque se considera que el planteamiento que había hecho la entidad y el FROB era el correcto", ha dicho el ministro de Economía a su llegada a la reunión del Eurogrupo.
Las sentencias, ha proseguido Guindos, "a veces se comparten y otras veces no se comparten y por lo tanto cuando uno apela es porque tiene un planteamiento que no es del todo acorde" con el contenido del fallo. "Esperamos que el planteamiento del FROB y de la propia Catalunya Caixa sean recogidos en las instancias superiores", ha insistido.
"Hemos tenido que meter mucho dinero en Catalunya Caixa, cerca de 12.000 millones de euros de los contribuyentes españoles", ha apuntado el ministro de Economía, y la prioridad para el Gobierno es "recuperar lo máximo posible".