Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El número de mercancías falsificadas intervenidas en España aumentó un 17% en 2015

Las autoridades aduaneras españolas se incautaron de un total de 1,9 millones de artículos falsificados, un 17% más que en el año anterior, lo que supone un crecimiento levemente superior al registrado en el conjunto de la Unión Europea, según los datos publicados este viernes por la Comisión Europea.
En concreto, España se incautó de 1,9 millones de productos falsificados en sus controles aduaneros, frente a los 1,6 millones de productos falsificados intervenidos en 2014. No obstante, el número de casos se redujo un 12%, hasta las 2.999 investigaciones.
En el conjunto de la UE, las autoridades aduaneras se incautaron de más de 40 millones de productos sospechosos de vulnerar un derecho de propiedad intelectual, cinco millones de artículos más que en 2014, lo que supone un aumento del 15%. Según el Ejecutivo comunitario, el valor total de estos artículos asciende casi a 650 millones de euros.
El estudio apunta que los cigarrillos siguen siendo la principal categoría de artículos incautados (un 27% del total), mientras que los productos cotidianos que pueden ser peligrosos para la salud y la seguridad de los consumidores, como alimentos y bebidas, medicamentos, juguetes o electrodomésticos, suponen el 25,8%.
China fue una vez más el principal país de origen de las mercancías falsificadas, al protagonizar un 41% de todos los artículos incautados, seguido de Montenegro, Hong Kong, Malasia y Benín.
Por categorías, Benín fue el país de origen de la mayoría de productos alimenticios, México en el caso de bebidas alcohólicas y Marruecos el de otras bebidas, mientras que Malasia fue el principal país de procedencia de productos de tocador, Turquía de prendas de vestir, Hong Kong de teléfonos y accesorios móviles, tarjetas de memoria, material informático, CD y DVD y mecheros, Montenegro de cigarros e India de medicamentos.
En más de un 91% de los casos las mercancías fueron destruidas o se inició un proceso judicial para determinar la infracción en cooperación con el titular de la marca afectada.
El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha lamentado que la actividad delictiva que "inunda" el mercado comunitario con productos falsificados "no de señales de remitir" y ha afirmado que Bruselas seguirá colaborando con las autoridades pertinentes, los socios internacionales y la industria para "garantizar un alto nivel de protección de los derechos de propiedad intelectual".