Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mercado de aditivos para la industria alimentaria prevé crecer un 4% en el bienio 2017-2018

El mercado de aditivos para la industria alimentaria en el mercado español se elevó un 4,4% en 2016, hasta alcanzar los 475 millones de euros, con lo que mantuvo la tendencia positiva de los años anteriores y se prevé un crecimiento del 4% para el bienio 2017-2018, según los datos ofrecidos por el Observatorio Sectorial DBK de Informa.
El mercado de aditivos para la industria alimentaria en el mercado español se elevó un 4,4% en 2016, hasta alcanzar los 475 millones de euros, con lo que mantuvo la tendencia positiva de los años anteriores y se prevé un crecimiento del 4%
para el bienio 2017-2018, según los datos ofrecidos por el Observatorio Sectorial DBK de Informa.
El informe subraya que esta evolución ha sido impulsada por el buen comportamiento de la demanda interna y por el creciente desarrollo de nuevos productos, sobre todo en el ámbito de los multifuncionales. Asimismo, sigue destacando el creciente uso de aditivos de origen natural en detrimento de los artificiales.
Junto al crecimiento de las ventas en el mercado nacional, la actividad de las empresas se ha visto impulsada en los últimos años por el dinamismo de las ventas al exterior, las cuales representaron en 2015 el 60% de la facturación agregada de las principales empresas. La Unión Europea se sitúa como el principal destino de las exportaciones, si bien se observa una creciente penetración en otras regiones como Asia, Estados Unidos o América Latina.
En 2016, la rentabilidad sectorial registró una mejora gracias al aumento del volumen de negocio y a la contención de los costes de producción. El margen de explotación agregado de una muestra de 22 de las principales empresas especializadas en el sector se situó en el 6,8% en 2015, dos puntos más que en 2014.
En el sector operan actualmente unas 150 empresas con actividad relevante como fabricantes o importadores de aditivos y complementos para la industria alimentaria, las cuales generan un volumen de empleo en el sector de unos 1.300 trabajadores.
Las primeras posiciones del mercado están ocupadas por un número reducido de empresas de gran tamaño, las cuales coexisten con un grupo más amplio de operadores de pequeña y mediana dimensión.