Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La libertad económica en España retrocede cinco puntos en el último año, según el índice de FAES

La libertad económica en España ha retrocedido 4,9 puntos en 2017, hasta los 63,6 enteros, situándose en el puesto 69 del 'Índice de Libertad Económica', elaborado por The Heritage Foundation y la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES).
El índice, que informa anualmente sobre el desarrollo de las políticas económicas en 186 países y ha sido presentado este miércoles en Madrid por el expresidente del Gobierno, José María Aznar, está encabezado por Hong Kong, con 89,8 puntos; Singapur, con 88,6 puntos; Nueva Zelanda, con 83,7 puntos; y Suiza, con 81,5 puntos.
La libertad económica ha mejorado en la mayoría de países del mundo en el último año. En promedio, la libertad económica mundial aumentó 0,2 puntos hasta un nivel récord de 60,9 en la escala 0-100 utilizada en el Índice de Libertad Económica.
En el caso de España, la puntuación que ha obtenido en los principales criterios que la fundación analiza han sido de 71,2 puntos en derechos de propiedad; 53,9 puntos en eficacia judicial; 57,2 puntos en integridad del Gobierno; 62,5 puntos en carga fiscal; 41,4 puntos en gasto público; 269 puntos en salud fiscal; 66,9 puntos en libertad de empresa; 55,3 puntos en libertad laboral; 85,5 puntos en libertad monetaria; 87 puntos en libertad de comercio; 8 puntos en libertad de inversión y 70 enteros en libertad financiera.
El estudio destaca que la economía española ha experimentado una "importante" mejora propiciada por reformas estructurales, y subraya que los persistentes esfuerzos se han centrado en reducir el ineficiente y desmesurado tamaño del sector público y en reformar el mercado laboral.
Asimismo, apunta que los tipos máximos de impuestos sobre la renta de individuos y empresas también han disminuido. Sin embargo, la recuperación económica en curso en España continúa siendo "muy vulnerable" a retos asociados a asegurar la estabilidad fiscal y a restaurar la competitividad del sector financiero.
"A pesar de las relativamente sólidas instituciones económicas y los sistemas normativo y judicial transparentes, el endeudamiento del sector público sigue siendo un obstáculo para el dinamismo económico general", advierte el estudio, y avisa de que "la falta de progresos en la consolidación fiscal ha dado lugar a un alto nivel de deuda pública cercano al tamaño de la economía".
PROGRESO EN 103 PAÍSES.
Desde la creación del Índice en 1995, las puntuaciones promedio han aumentado en más de un 5%. En la edición de este año, 103 países, la mayoría de los cuales están menos desarrollados o tienen economías emergentes, mostraron progresos en libertad económica.
De manera notable, 49 países alcanzaron sus puntuaciones de libertad económica más altas hasta la fecha y dos grandes economías (China y Rusia) están incluidas en este grupo.
Mientras que dos países (Mauricio y el Reino Unido) no registraron cambios en sus puntuaciones, otros 73 experimentaron reducciones en libertad económica, de los que 16, incluyendo principalmente Bahamas, Bahréin, El Salvador, Pakistán, Venezuela y los Estados Unidos, registraron sus puntuaciones de libertad económica más bajas hasta la fecha.
La región Asia-Pacífico es el hogar de nueve de los 20 países que más han mejorado (Fiyi, Kiribati, Kazajistán, China, Turkmenistán, Uzbekistán, Vanuatu, Tayikistán y las Islas Salomón), que registraron mejoras en el índice de cuatro o más puntos.
Por otro lado, la mayoría de países (Cabo Verde, Yibuti, Ghana, Guinea, Kenia, Gambia y Madagascar) que han registrado importantes descensos en sus puntuaciones se encuentran en el África subsahariana, seguida por el continente americano (Barbados, Bahamas, Venezuela, Surinam, Santa Lucía y Brasil).
De las 180 economías cuya libertad económica se ha clasificado y posicionado en el índice 2017, solamente cinco (Hong Kong, Singapur, Nueva Zelanda, Suiza y Australia) han mantenido puntuaciones muy elevadas de libertad, de 80 o más, situándose en la categoría de países económicamente "libres".
Otros 29 países adicionales, incluyendo Chile, los Emiratos Árabes Unidos, el Reino Unido, Georgia, los Estados Unidos y Mauricio, han sido calificados como economías "mayormente libres", con cifras de entre 70 y 80 puntos. Un total de 92 economías, más de la mitad de las clasificadas en el Índice 2017, han obtenido la denominación de "moderadamente libres" o incluso mejor.
Las economías del mundo con menor puntuación son Yemen, Siria, Somalia, Liechtestein, Libia e Irak.