Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNMV prohíbe a los bajistas especular con el valor y Liberbank rebota un 30 %

La CNMV prohíbe a los bajistas especular con el valor y Liberbank rebota un 30 %Reuters

Las acciones de Liberbank han subido este lunes al inicio de los mercados más de un 30 % tras conocerse que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) haya decidido prohibir con efectos inmediatos y por el plazo de un mes las ventas en corto y operaciones similares (posiciones cortas) relacionadas con acciones de la entidad. El regulador La medida solo ha descartado extender la prohibición a otros valores de la Bolsa española.

El organismo supervisor ha adoptado esta decisión tras valorar todas las circunstancias concurrentes y, en particular, la evolución durante los últimos días de la cotización de Liberbank y la "muy probable" relación de dicha evolución con la actuación de resolución decidida por la Junta Única de Resolución el pasado 7 de junio con respecto al Popular.
La cotización de Liberbank se ha visto afectada por fuertes descensos y una alta volatilidad en un contexto en que no hay informaciones negativas difundidas por la entidad ni pendientes de difundir, según ha explicado la CNMV.
Las acciones de Liberbank cayeron un 17,58% en la sesión del pasado viernes tras la incertidumbre que ha desatado entre sus inversores la resolución del Popular y su posterior compra por parte de Santander al precio simbólico de un euro.
En concreto, los títulos de la entidad cerraron la sesión a 0,68 euros, su menor precio desde agosto de 2016, acumulando diez sesiones consecutivas en rojo en las que su valor se ha depreciado un 44%.
Desde que se hizo pública la resolución de Banco Popular el pasado miércoles, los títulos de Liberbank han caído un 38%, lo que implica que la capitalización bursátil de la entidad ha caído en 385 millones de euros en tan solo tres sesiones, hasta el entorno de los 600 millones de euros.
La Autoridad Europea de Mercados de Valores (ESMA) ha emitido este lunes su opinión en relación con la medida acordada por la CNMV considerando que es "apropiada y proporcionada" y que su duración está justificada.
La CNMV ha adoptado esta medida al amparo de lo previsto en el artículo 20 del Reglamento 236/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de marzo de 2012, sobre las ventas en corto y determinados aspectos de las permutas de cobertura por impago.
Posible prórroga o levantamiento
En concreto, el organismo supervisor ha acordado imponer con efectos inmediatos la prohibición de realización por cualquier persona física o jurídica de ventas en corto y de operaciones que creen un instrumento financiero o estén vinculadas a un instrumento financiero, y cuyo efecto o uno de cuyos efectos sea conferir una ventaja financiera a dicha persona física o jurídica en caso de que disminuya el precio o valor de las acciones de Liberbank.
La prohibición se mantendrá por un periodo de un mes, desde el momento de su publicación, este lunes, hasta las 23:59 horas del 12 de julio de 2017 inclusive, pudiendo prorrogarse de conformidad con el artículo 24 del Reglamento 236/2012 o levantarse antes de dicha fecha.
Se excluyen de la prohibición las siguientes operaciones: las actividades de creación de mercado en los términos previstos en el Reglamento 236/2012 y la creación o incremento de posiciones cortas netas cuando el inversor que adquiere un bono convertible tiene una posición neutral en términos de delta entre la posición en el elemento de renta variable del bono convertible y la posición corta que se toma para cubrir dicho elemento.
También se excluyen la creación o incremento de posiciones cortas netas cuando esté cubierta con una compra equivalente en términos de proporción en derechos de suscripción y la creación o incremento de posiciones cortas netas a través de instrumentos financieros derivados sobre índices o cestas de instrumentos financieros.
Solo con Liberbank
El regulador ha descartado extender la prohibición de adoptar posiciones cortas sobre Liberbank a otros valores de la Bolsa española, según informaron en fuentes oficiales de la entidad.
Según explicó el supervisor de los mercados españoles, la decisión de suspender las ventas en corto sobre Liberbank responde a la ausencia de información "relevante" que justificase que la entidad dirigida por Manuel Menendez cayese casi un 40% durante tres sesiones bursátiles a raíz de la resolución de Banco Popular.
"Es un proceso bastante delimitado a Liberbank, no nos hemos planteado extender esta medida sobre otros valores", han aseverado las fuentes consultadas, que han explicado que el escenario en el que se han suspendido las posiciones cortas sobre este valor es "completamente distinto" al de Banco Popular.
En este caso, la CNMV ha explicado que las pérdidas registradas por Popular, el cambio de gestión en el banco o la necesidad de emprender una ampliación de capital o ejecutar una operación corporativa, justificaban un incremento de las posiciones cortas en la entidad actualmente presidida por José García Cantera.
La CNMV, además, ha defendido que ha adoptado esta decisión con el objetivo de "atajar" que las caídas "desordenadas" en la cotización de Liberbank mermasen la confianza del mercado en este valor, cuya liquidez no está cuestionada por el momento.
Las fuentes de la CNMV han explicado que el supervisor no suspenderá la cotización de Liberbank --que una hora después de la apertura del mercado se revalorizaba más de un 30% en Bolsa-- puesto que esta decisión tan solo se adopta si se ha filtrado información pendiente de publicación o si existe una falta de información sobre el valor.
Hasta el cierre del pasado viernes, el supervisor no había detectado un "incremento sustancial" de las posiciones cortas en Liberbank, pero han reiterado que su decisión responde a la necesidad de abordar unos problemas de confianza del mercado de carácter "excepcional" que indirectamente podrían conducir a situaciones que alterasen la estabilidad financiera.