Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los costes laborales caen un 0,2% en España en el tercer trimestre, frente al aumento del 0,4% en la OCDE

Los costes laborales unitarios en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) registraron un aumento del 0,4% en el tercer trimestre del 2016, según informó la institución, que recoge una caída del 0,2% en España, la tercera mayor de la eurozona por detrás de Grecia (-0,6%) y Eslovenia (-0,5%).
El crecimiento de los costes laborales unitarios en la OCDE en el tercer trimestre fue dos décimas inferior al registrado en los tres meses anteriores, mientras que las compensaciones por empleado frenaron su crecimiento hasta el 0,6% desde el 0,8% anterior y la productividad se mantuvo estable en el 0,2%.
En el caso de España, los costes laborales unitarios se abarataron dos décimas en el tercer trimestre, después de mantenerse estables en el trimestre anterior, como consecuencia de que las compensaciones por empleado descendieron un 0,3% y la productividad cayera un 0,1%.
En el conjunto de la zona euro, los costes laborales unitarios repuntaron un 0,3%, dos décimas más que en el segundo trimestre, tras incrementarse la productividad un 0,1% y un 0,4% la compensación laboral.
Entre los países que comparten el euro, la OCDE destaca en incremento de los costes laborales unitarios en Alemania (+0,7%, desde el +0,1% anterior) y el descenso registrado en Francia (+0,1% desde el +0,3%), Italia (-0,1% desde el +0,5%), España (-0,2% desde el 0%) y Grecia (-0,6% desde el +0,5%).
Por otro lado, en EEUU los costes laborales unitarios descendieron nueve décimas, hasta el 0,3%, mientras que en Reino Unido cayeron un hasta el 0,7%, desde el 1,4% correspondiente al segundo trimestre.
En el caso de Japón, el dato registró un incremento del 0,4% gracias a la aceleración de los costes de compensación (+0,3%), aunque la productividad se contrajo una décima en relación con los tres meses anteriores.