Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy reconoce que la reforma laboral le "va a costar una huelga"

Un micrófono abierto recoge la declaración del presidente del Gobierno

Rajoy apoya el Tratado de disciplina fiscal y pide a la UE instrumentos de financiación

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado al primer ministro finlandés, Jyrki Katainen, que la reforma "laboral me va a costar una huelga" en una conversación privada mantenida antes del Consejo de Europa. Tras el incidente frente a un micrófono abierto, el presidente del Gobierno matizaba sus palabras, asegurando que es "absolutamente consciente" de que muchas de las decisiones que tienen que tomar "no le van a gustar a mucha gente".
"Ahora viene lo más duro", le decía en otro momento el presidente del Gobierno al primer ministro holandés, Mark Rutte, antes del inicio del Consejo Europeo, según se puede escuchar en las imágenes recogidas por las televisiones. "Es que nos dejan una herencia muy mala", se justificaba en lo que parece ser un desliz frente a un micrófono abierto.
Horas después, Rajoy explicaba ante la prensa lo que le habían 'robado' en conversación privada. Quitando importancia a sus palabras, aseguraba que la reforma laboral era necesaria, y aunque no contentase a todos los sectores, él sabía que es el encargado de llevarla a cabo.
"Al partido socialista le hicieron una huelga por hacer una reforma laboral que no sirvió absolutamente para nada", recordaba Rajoy, que decía que ello ayudaría a que con su Gobierno sucediese algo igual. "Yo sé que muchas de las decisiones que vamos a tomar no le van a gustar a mucha gente, soy absolutamente consciente", expresaba.
A favor del Tratado de consolidación fiscal
En esta reunión del Consejo Europeo, Rajoy también ha dicho que apoya el Tratado para reforzar la disciplina fiscal y ha recordado que España ya lo ha incorporado a su Constitución incluso antes de que se apruebe, pero ha pedido también a la UE instrumentos para facilitar la financiación mientras el Gobierno lleva a cabo los ajustes y reformas comprometidos con Bruselas.
"Vamos a apoyar el Tratado de consolidación fiscal, que ya está en nuestra constitución, y el Tratado del mecanismo europeo" de rescate, ha asegurado Rajoy tras reunirse con el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso. Ambos Tratados se aprobarán en el Consejo Europeo de este lunes.
El presidente del Gobierno ha reiterado que sus prioridades son el ajuste fiscal y las reformas como la laboral o la del sistema financiero, pero ha reclamado además a la UE "que haya instrumentos de financiación". "Hay que hacer a la vez consolidación presupuestaria, reformas, pero también liquidez y decisiones europeas en ese sentido", ha pedido.
España, Italia, Francia y la Comisión Europea apoyan aumentar el capital del fondo de rescate por encima de los 500.000 millones de euros, pero Alemania mantiene su rechazo.
Rajoy ha celebrado que la reunión del Consejo Europeo se centre en el crecimiento y el empleo y ha anunciado que hará ante sus socios una "pequeña ponencia" sobre el papel de las pequeñas y medianas empresas para reactivar el crecimiento.
"El Gobierno será un fiel aliado de las instituciones europeas y por supuesto será un fiel aliado de la Comisión en unos momentos difíciles y complicados para el proceso de la integración europea. Nosotros seremos un interlocutor fiable, comprometido siempre con el interés general de Europa y naturalmente con nuestros propios intereses como españoles", ha prometido Rajoy a Barroso.
Asimismo, le ha manifestado "la apuesta irrenunciable del Gobierno de España, y pienso de la mayoría de la sociedad española, por el euro".