Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El coste laboral se estanca en el primer trimestre tras un año de retrocesos

El coste laboral medio de las empresas por trabajador y mes (que incluye las remuneraciones y las cotizaciones sociales) ascendió a 2.481,75 euros en el primer trimestre de 2017, sin variación respecto al mismo periodo de 2016, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Con este estancamiento en el primer trimestre, el coste laboral pone fin a cuatro trimestres consecutivos de retrocesos interanuales tras haber caído un 0,2% en el primer trimestre de 2016, un 0,1% en el segundo, un 0,5% en el tercero y un 0,8% en el cuarto trimestre del año pasado.
El coste laboral se compone del coste salarial y de los otros costes. En el primer trimestre, el coste salarial (que comprende todas las remuneraciones, tanto en metálico como en especie) bajó un 0,2% respecto al mismo trimestre de 2016, situándose en una media de 1.829,13 euros por trabajador y mes.
Los otros costes (costes no salariales) alcanzaron en el primer trimestre de este año los 652,62 euros, con un aumento interanual del 0,5%. El componente más importante de los otros costes son las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, que totalizaron 590 euros, un 0,3% más que en el primer trimestre de 2016.
El segundo elemento importante de los otros costes son las percepciones no salariales, que subieron un 0,8% en tasa interanual, debido al incremento de las prestaciones sociales directas, en contraste con el retroceso experimentado por las otras percepciones no salariales (indemnizaciones por fin de contrato, pagos compensatorios, ropa de trabajo, etc.). Por su parte, las subvenciones y bonificaciones, también incluidas en los otros costes, descendieron un 9% en tasa interanual.
La jornada media pactada en el primer trimestre fue de 34,2 horas a la semana, aunque la jornada efectivamente trabajada fue de 31,1 horas tras descontar las horas perdidas de media a la semana (3,2 horas, la mayoría por vacaciones y días festivos) y sumar las horas extraordinarias.
El coste laboral por hora efectiva disminuyó un 4,3% en el primer trimestre, situándose en 18,32 euros, tras aumentar el número de horas efectivamente trabajadas un 4,5% por el efecto Semana Santa. Eliminado este efecto y el impacto del calendario, tanto el coste laboral como el coste por hora se reducen un 0,2% en relación al mismo periodo de 2016.
El INE ha informado además de que en los tres primeros meses del año se registraron 78.356 vacantes de empleo, de las que el 88,3% pertenecían al sector servicios. No obstante, Estadística precisa que la mayoría de las empresas preguntadas afirmaron que no había vacantes por cubrir porque no necesitaban trabajadores adicionales para el periodo enero-marzo de 2017.
((HABRÁ AMPLIACIÓN))