Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La introducción de la Euroviñeta elevará los costes del transporte entre un 3% y un 10%, según AECOC

La introducción de la Euroviñeta en España como medida recaudatoria para hacer frente al déficit público incrementará los costes del transporte entre un 3% y un 10% y supondrá una "gran pérdida" de competitividad para las empresas, según estima la Asociación de Empresas del Gran Consumo (AECOC), que agrupa a más de 27.000 compañías.
"Esta medida afectaría negativamente tanto al tejido empresarial español como al consumo", ha señalado la asociación, que ha afirmado que la consecuencia directa de la aplicación de la Euroviñeta, una tasa para camiones por utilizar las autovías, sería el aumento de los costes del transporte que repercutiría en el precio de los productos.
"Ese coste se repercutiría en el precio final de todos los productos, restando poder adquisitivo a los ciudadanos, minando el consumo interno y dificultando la marcha positiva de la economía española", ha resaltado AECOC, que ha indicado que la medida no sólo afectaría el consumo interno, sino que también debilitaría las exportaciones españolas.
España es un país periférico y quien utiliza nuestras infraestructuras son las propias empresas españolas, no empresas en tránsito. Actualmente, según el observatorio del transporte y la logística, el 47% en valor de las mercancías exportadas por España se realiza por carretera.
Por tanto, según AECOC, la Euroviñeta supondría una pérdida de competitividad para las propias empresas que tienen como foco la exportación, ya que vería cómo el aumento del precio del transporte hace que se encarezcan sus productos frente al de otros competidores.
Además de las empresas productoras, las propias compañías de transporte españolas también verían lastrada su capacidad de competir en el mercado.
En ese sentido, AECOC ha considerado que no hay alternativa posible a la carretera, que el ferrocarril no es una opción, ni en nacional ni en internacional, y que el corredor Mediterráneo no está terminado.
"Si atendemos a los principios que pretende promover la 'Euroviñeta', quien usa paga y quien contamina paga, se ha de remarcar que la medida también es claramente discriminatoria para el transporte de mercancías por carretera, frente al transporte particular de viajeros", ha indicado AECOC.
Según datos del anuario estadístico del Ministerio de Fomento, los vehículos pesados representan menos del 15% del tráfico total en España.
"Sólo desde medidas consensuadas y pactadas entre administraciones, cargadores y transportistas podemos poner al servicio de nuestra economía y nuestra sociedad un transporte de calidad, eficiente y altamente competitivo; una tarea de todos", ha resaltado la asociación.