Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La inmobiliaria Laborde Marcet crece un 26% en España y prepara su internacionalización

Critica al Ayuntamiento de Barcelona por paralizar licencias hoteleras y comerciales
La gestora barcelonesa de patrimonio e inversiones inmobiliarias Laborde Marcet prevé cerrar 2016 con 210 millones de euros en transacciones, un 26% más que en 2015, y augura un aumento del 20% en 2017 en el número de operaciones para superar la barrera de los 250 millones de euros.
La firma quiere potenciar el área de propiedad vertical para gestionar la captación y venta de edificios residenciales, residencias de estudiantes y hoteles, ha informado este jueves en un comunicado.
Además, está estudiando la apertura de oficinas en Madrid en el corto-medio plazo, y tiene un acuerdo de colaboración con la empresa Josas Inmobiliaria (con oficinas en Roma y Milán) para iniciar un proceso de expansión internacional.
Fundada hace seis años, Laborde Marcet gestiona el patrimonio inmobiliario de diversos 'family offices', capitales privados y empresas nacionales e internacionales a través de tres departamentos: patrimonial (Inversiones), comercial (Retail & High Street) y Desarrollo de Negocio.
Desde su creación hasta la actualidad, ha experimentado un incremento de facturación anual sostenido de dos dígitos, y dispone de un registro de 4.000 clientes entre operadores y propietarios, un 12% más que en 2015.
En cuanto al número de operaciones, en lo que va de año Laborde Marcet ha realizado alrededor de 150 operaciones, cifra que ya supera las 121 registradas durante todo el año 2015.
PARALIZACIÓN DE LICENCIAS
La compañía ha alertado de que la reciente suspensión durante un año de licencias para locales de restauración, ocio y de negocios vinculados al turismo en el distrito de Ciutat Vella "generará una burbuja en la compraventa de licencias".
Lo ha atribuido a que "creará un negocio paralelo por parte de los locales que ya disponen de una --licencia-- y que pedirán precios abusivos a aquellos emprendedores y empresarios que quieran abrir un negocio".
"Resulta incomprensible la falta de diálogo del Ayuntamiento", ha lamentado uno de los socios fundadores de la empresa, Miquel Laborde.
En el caso de la moratoria hotelera en Barcelona, Laborde Marcet cifra en más de 3.000 millones de euros la inversión total que se hubiera registrado en los equipamientos paralizados, así como la creación de unos 10.000 puestos de trabajo vinculados a la construcción, mantenimiento y servicios de los establecimientos.