Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'stock' de pisos que generó la crisis seguirá por encima de 300.000 unidades hasta al menos 2018

A pesar de disminuir a un ritmo del 20% anual, dado que muchos no encajan con la actual demanda, según Servihabitat
El 'stock' de viviendas terminadas que quedó sin vender cuando en 2008 comenzó la crisis y estalló la 'burbuja' que entonces registraba el sector inmobiliario se mantendrá aún por encima de la cota de las 300.000 unidades hasta al menos 2018.
Este volumen de pisos pendientes de venta se mantiene en este nivel a pesar de que tanto este año como el que viene caerá a un ritmo del 20% anual, según se desprende de un informe sobre el mercado residencial realizado por Servihabitat Trends.
No obstante, el 'stock' ya supone menos de una tercera parte del máximo de un millón de pisos que llegó a presentar durante la crisis.
Además, se trata de viviendas concentradas en determinadas zonas y que en gran parte son de una tipología de segunda residencia que actualmente está fuera de mercado, esto es, no encaja con la demanda.
En concreto, el informe de Servihabitat indica que a cierre de 2016 el 'stock' bajará de la cota de los 400.000 pisos, hasta situarse en 388.000 viviendas. En 2017 se reducirá otro 18,8%, hasta las 315.000 unidades.
No obstante, la firma señala que esta reducción "no se produce de forma homogénea en todo el territorio". "La demanda es cada vez más selectiva en muchas localizaciones secundarias y están apareciendo necesidades de mantenimiento de los inmuebles de algunas promociones", señala el estudio.
Así, La Rioja es la Comunidad Autónoma que registra un mayor 'stock', medido por número de pisos sin vender por cada 10.000 habitantes, con un total de 278,5 viviendas. Después se sitúa Castilla-La Mancha (269 pisos por 10.000 habitantes) y la Comunidad Valenciana (228 viviendas).
Se trata de así regiones que no figuran entre las que más aumenta el mercado de compraventa de pisos, que lideran Castilla y León, País Vasco, Baleares y Madrid.
MADRID, PRACTICAMENTE SIN 'STOCK'.
En el caso de la Comunidad de Madrid, es la región donde menos 'stock' se acumula, de forma que ya casi ha desaparecido, pues presenta sólo diez pisos sin vender por cada 10.000 ciudadanos.
En cuanto al resto de comunidades con mayor volumen de pisos pendientes de venta por habitante, Murcia presenta 160 viviendas por cada 10.000 ciudadanos, Cantabria 147, Asturias 130 unidades, Castilla y León 121 unidades, Aragón 117 viviendas y Galicia 114 pisos.
Las regiones donde el número de viviendas que quedaron sin vender al estallar la crisis se sitúa por debajo de la cota del centenar por cada 10.000 ciudadanos son Andalucía, con un ratio de 54, País Vasco (53 unidades), Navarra (25), Extremadura (21), Cataluña (20), Canarias (19,1%) Baleares (18) y Madrid.