Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las farmacias valencianas cerrarán indefinidamente a partir del 5 de noviembre

El cartel de una farmaciaEFE/Archivo

Los colegios de farmacéuticos de Valencia, Alicante y Castellón han aprobado, por votación en sus respectivas asambleas, el cierre indefinido a partir del lunes, 5 de noviembre, por el que cada día solamente abrirá al público una de cada tres farmacias, en turnos rotatorios, según han indicado fuentes de estas instituciones a Europa Press.

Sobre las 22.00 horas, los colegios valencianos y alicantinos daban a conocer el resultado de sus votaciones, favorables a llevar adelante esta acción de protesta. Por su parte, los responsables de oficinas de farmacia de Castellón han comunicado pasadas las 22.30 horas que se unen a esta iniciativa --por 211 votos a favor y solo una abstención-- y también cerrarán dos de cada tres establecimientos.
Este cierre indefinido viene provocado, según argumentan los boticarios, por la situación de impagos por parte del Consell hacia las farmacias, que las han situado en una "dramática situación que les ha forzado al cierre indefinido", según han indicado estas mismas fuentes.
El Consell adeuda a los farmacéuticos 5 meses y medio después de abonar medio mes de abril y otro medio mes de mayo con los fondos del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). "Esto nos deja igual que estábamos, ya que este miércoles se sumará otro mes a la deuda", lamentan.
Para este colectivo, es "incompresible" que la Generalitat valenciana haya incluido en el primer tramo del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) "sólo una factura de las cinco y media que adeuda a las oficinas de farmacia", a las que este mismo miércoles "debe añadirse otra correspondiente a las recetas dispensadas en septiembre".
Por ello, ante una situación "de auténtica emergencia", y para evitar el "colapso total" de la prestación farmacéutica en la Comunitat, han decidido proponer los cierres indefinidos, que se realizarán "hasta que abone el importe total de la deuda de la Generalitat, o cuando una nueva asamblea decida suspender o cancelar la medida".