Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El recibo de la luz sube un 3,3% en julio

La nueva oferta anual de la luz tendrá una penalización si se rescinde el contrato antes de tiempoInformativos Telecinco

El recibo de la luz ha subido un 3,3% en el mes de julio con respecto al anterior. Este incremento se suma al del 5,2% del mes pasado y al de los meses de enero (3%), marzo (0,5%) y abril (1,8%). Tan solo se registró caída en el recibo medio en los meses de febrero (5,4%) y mayo (1,5%). El precio de la factura podría verse aliviado a partir del mes de agosto con la entrada en vigor por parte del Gobierno de un descenso del 2,2% tras recortar en un 4% la parte dedicada a los peajes.

Según datos recogidos por Europa Press a partir de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), esta evolución de precios corresponde a un consumidor medio similar al utilizado por el Ministerio de Industria en sus cálculos, con una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y una demanda anual de 3.900 kilovatios hora (kWh), propia de una familia con dos hijos.
En julio, este consumidor medio ha pagado un total de 75,02 euros por el recibo de la luz, frente a los 72,61 euros en junio. Estos se pagaron a razón de 15,2 euros por término fijo, 43,78 euros por el consumo, 3,02 euros por los impuestos eléctricos y 13,02 euros por el IVA. En este cálculo, se toma como referencia los 30 días de junio y el último de mayo para poder realizar una comparación homogénea.
Esta subida se podrá ver aliviada a partir del próximo mes con la entrada en vigor el 1 de agosto, de la bajada de la factura de la luz en un 2,2% aplicada por el Gobierno tras recortar en un 4% la parte del recibo dedicada a sufragar los costes regulados, conocido como peajes, que se aplicará hasta finales de diciembre. La bajada se aplicará al existir una reserva de 250 millones de euros, procedente de una partida de pagos por capacidad que no ha sido utilizada.