Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una jueza multa con 236 euros a una anciana desahuciada por encerrarse en un banco

Ángeles Belmonte anciana desahuciadaEFE archivo

La jueza ha requerido a la anciana de 77 años desahuciada de su casa en Níjar (Almería) hace un año por avalar a uno de sus hijos para que abone "en el plazo de un día" una multa de 60 euros a la que fue condenada por encerrarse en el cajero automático de una de las sucursales de la entidad financiera que procedió a quitarle su vivienda.

Ángeles Belmonte, quien ya fue condenada por una falta de coacciones en abril al pago de 20 euros de multa por encadenarse a otra oficina de esta misma entidad en la capital almeriense, deberá indemnizarla, asimismo, con 201,52 euros que corresponden al coste que tuvo retirar el cristal de la fachada para que pudiese ser desalojada por la Guardia Civil.
La anciana, madre de Miguel Ángel Belmonte, más conocido como el "camionero sin camión", se encerró "bloqueando la puerta con una cadena" el 8 de enero de 2010 en el espacio habilitado como cajero automático en una sucursal bancaria de la barriada de Campohermoso, donde se ubica su casa, en la que reside como 'okupa' desde que fue desahuciada en noviembre de 2011.
Según consta en la sentencia del Juzgado de Instrucción número 5, a la que tuvo acceso Europa Press, cuando el personal de la oficina se dispuso a abrirla a primera hora de la mañana "no pudo hacerlo", por lo que finalmente fue desalojada por la Guardia Civil. Para esta actuación, la entidad llamó a una empresa de servicios, que le facturó 201,52 euros por retirar y volver a montar el cristal de la fachada del local.
La jueza, que resalta que Ángeles Belmonte "se negó a abandonar el recinto y a abrir la puerta hasta el director de la sucursal hablase con ella a fin de solventar sus problemas económicos, consideró su actuación una falta de coacciones y la condenó al pago de una pena de multa de diez días con una cuota de seis euros tal y como solicitaron tanto el fiscal como la acusación particular ejercida por la entidad financiera.
El ejecución de la citada sentencia, el Juzgado ha requerido a la anciana para que "haga efectiva" en el plazo de un día tanto la cuantía de la pena de multa como el importe de la indemnización aunque contra el auto cabe recurso de reforma o subsidiario de apelación ante la Audiencia Provincial de Almería.
SEGUNDA MULTA
Ángeles Belmonte ya fue denunciada por el director de la oficina de la misma entidad ubicada en el número 67 del Paseo de Almería después de que se encadenase a la barandilla de acceso "negando a abandonar el lugar pese a los requerimientos de los empleados" hasta que fue desalojada por la Policía Nacional a las 14,15 horas.
El juez también consideró en este caso, a la vista del "relato detallado" de los hechos que realizó en sala en representante legal de la entidad financiera, que la conducta de la anciana de 77 años era "enteramente subsumible" en el tipo penal de la falta de coacciones aunque rechazó dictar una medida de alejamiento solicitada por la acusación "ante la escasa entidad de los hechos denunciados, que no suponen en modo alguno peligro para la vida o la integridad física de los empleados de la sucursal", según ahonda.
Ángeles Belmonte reside desde noviembre de 2011 como 'okupa' en su propio domicilio después de que la entidad financiera ante la que efectuó su protesta ejecutase la orden de desahucio tras embargar su vivienda en la barriada de Campohermoso, que sirvió de aval a uno de sus hijos.
El 'camionero sin camión', quien ha desarrollado numerosas acciones de protesta a lo largo de los últimos meses como la que le llevo a quedarse en pañales ante la sede de los juzgados en la capital, asegura que su familia ha sido víctima de una "estafa" por parte de una empresa de reunificación de deudas que, según explica, no abonó el dinero necesario para pagar la hipoteca de la casa que sirvió para avalar la deuda.
Navarro mantiene una campaña que persigue hablar personalmente con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en aras de conseguir cambiar "un pequeño matiz" en un artículo de la Ley 19/1985 Cambiaria y del Cheque, "que provocaría el fin de los problemas para mucha gente", según sostiene.