Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los europeos recuperan el optimismo de hace 10 años y prevén consumir más

Los europeos han recuperado el optimismo y la confianza sobre su futuro, ya que su intención de consumir ha vuelto a niveles anteriores a 2008, según se desprende de los datos del Observatorio Cetelem de Consumo en Europa 2017.
En concreto, en cuanto a la intención de aumentar el consumo, los países que más lo elevarán serán Eslovaquia (72%), Bulgaria (69%), Polonia (66%) y Rumanía (62%), mientras que España se sitúa en un 47%, con un aumento de 6 puntos respecto a los datos de 2016.
Respecto a la evolución del poder adquisitivo, si la mitad de los europeos encuestados tiene la voluntad de querer aumentar su consumo, son prácticamente los mismos los que consideran que su poder adquisitivo ha permanecido estable. Un tercio opina que ha bajado, mientras que una quinta parte piensa que ha aumentado.
Los consumidores españoles se encuentran entre los que se pueden considerar más optimistas, ya que un 21% reconoce que su poder adquisitivo ha aumentado (+5 puntos).
El informe señala que los europeos se muestran moderadamente preocupados sobre su vivienda o sobre las consecuencias del Brexit (57% y 63%, respectivamente), pero se manifiestan más pesimistas en lo que concierne a la situación migratoria de su respectivo país (77%), la salud (75%) y la capacidad del país para reformarse (75%).
El estudio de Cetelem refleja la forma de comprar de los europeos. Así, el 90% de los encuestados reconoce que comparan precios antes de comprar. En este aspecto, los portugueses son insuperables (97%), mientras que los daneses son sólo un 73% y los españoles están en la media.
Respecto a la situación del país, los españoles destacan por encima de la media europea en ser más optimistas. Así, el 32% de los españoles piensa que España va a mejorar en ese plazo, frente al 19% de la media europea, siendo junto a Portugal uno de los países más optimistas.
Por otro lado, el informe realiza un análisis especial a las marcas, que constituyen una base sólida para los europeos en un universo de cierta incertidumbre. Uno de cada dos europeos tiene una visión positiva sobre las marcas. Los daneses y los británicos se sitúan al frente de esta clasificación, mientras que los austriacos, los eslovacos y los alemanes se muestran los más reservados.
El 55% de los europeos encuestados esperan de una marca que tenga una buena imagen y reputación, por lo que eslovacos y británicos son los más exigentes en este aspecto.