Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los estibadores y la patronal vuelven a sentarse a negociar este jueves

Los sindicatos de estibadores y la 'nueva' patronal Anesco volverán a reunirse para negociar sobre el nuevo convenio del sector este jueves por la mañana, según informaron a Europa Press en fuentes sindicales.
Las formaciones sindicales vuelven a sentarse con la asociación empresarial una semana después de que decidieran negociar acuerdos unilaterales con las empresas a cambio de no secundar los paros en sus instalaciones.
Este hecho y el de que varias grandes firmas de estiba internacionales, como Maersk y TTIA, firmaran acuerdos con los estibadores, provocó que tres grandes empresas españolas (Bergé, Alvargonzález y Algeposa) se dieran de baja en la patronal.
La enésima nueva reunión entre los sindicatos de la estiba (Coordinadora de Trabajadores del Mar, UGT, CC.OO., CIG y CGT) y Anesco tiene lugar unos quince días después de la última, la celebrada el pasado 13 de junio, y tras varias jornadas de huelga, entre ellas un paro ininterrumpido de 48 horas.
La reunión coincide con la nueva jornada de paros parciales de 48 horas, convocada entre las 8.00 horas del jueves y la misma hora del sábado, después de que los sindicatos desconvocaran las dos anteriores, la del pasado viernes, y la que iba a tener lugar este lunes y martes, al recibir el jueves la invitación de las empresas a sentarse de nuevo a negociar.
Con esta negociación, los trabajadores de la estiba y las empresas pretenden definir un nuevo convenio colectivo, después de que el Gobierno aprobara la reforma del sector el pasado mes de mayo. Asimismo, se busca poner fin a un conflicto que ya se extiende durante más de cuatro meses, cuando en febrero el Ejecutivo emprendió la reconversión del sector para liberalizarlo y ajustarlo a la normativa europea.