Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los españoles se muestran pesimistas en el gasto pese a la mejora de la economía, según GfK

España continúa entre los países más optimistas de Europa respecto a sus expectativas económicas y a la cola en disposición a comprar, según el estudio GfK Clima de Consumo para Europa correspondiente al segundo trimestre de este año.
Apenas ha variado dos puntos el indicador de perspectivas económicas que sitúa a España con 25 puntos detrás de Francia (49), Alemania (41), Portugal (39) y Países Bajos (33). Tampoco hay grandes cambios en los indicadores de expectativas de ingresos, ni en la disposición a comprar que se mantiene en valores negativos.
Las razones para este optimismo en las expectativas económicas españolas corresponde, según el estudio, a las buenas perspectivas macroeconómicas, entre las que se encuentran: la revisión al alza del PIB y de las exportaciones, así como la reducción de la tasa de desempleo. No obstante, apuntan que "todavía hay una importante brecha entre lo que se percibe para la economía del país y lo que se vive en los hogares".
Así lo reflejan los indicadores de expectativas de ingresos y de disposición a comprar, que suben 3 y 2 puntos, respectivamente, en relación al trimestre anterior. Pese a la mejora, el indicador de expectativas de ingresos no alcanzaría los niveles del último trimestre de 2016 (16 puntos) y se quedaría en los 14 puntos. Por su parte la disposición a comprar mejoraría de -4 a -2 puntos y colocaría a España por delante de Reino Unido (-4) y Grecia (-45). Esta cifra negativa, según apunta el estudio, es una "contención en los gastos de los hogares, tal y como ha venido ocurriendo desde marzo de 2011".
El pesimismo mostrado en estos indicadores por parte de la población española está ligado, según el equipo de GfK a cargo del estudio, a la calidad del empleo. Aunque España lideró la reducción del paro en términos interanuales en Europa, también es el segundo país de la UE con mayor número de parados (17,7%).
Europa en general "vive un clima de optimismo" de acuerdo a los datos del estudio, a pesar de las dudas que plantean el Brexit, los atentados terroristas, la crisis de refugiados o el clima de incertidumbre política vivido antes de las elecciones en Francia o las próximas en Alemania. De hecho en 12 de los 16 países estudiados sus expectativas económicas están en valores positivos y 8 de ellos mejoran con respecto al trimestre anterior.
El objetivo del estudio es "medir el estado de ánimo de la población" a través de preguntas sobre la percepción de la situación de su país y de su hogar en los próximos 12 meses comparada con los últimos 12. Todos los indicadores toman valores entre -100 y 100. Un valor negativo muestra que el porcentaje de entrevistados pesimistas respecto al futuro es superior al porcentaje de los optimistas.