Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las enmiendas a la totalidad suman 175 diputados, a uno de la mayoría necesaria para tumbar los PGE

El empate permite al Gobierno superar el debate de la próxima semana, pero no será suficiente para aprobar los Presupuestos
Las enmiendas de totalidad registradas este viernes contra el proyecto de Presupuestos Generales del Estado aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy cuentan con el apoyo de 175 diputados, un voto menos de la mayoría absoluta que permitiría devolver las cuentas al Ejecutivo.
Estas enmiendas se debatirán conjuntamente en el Pleno del Congreso los próximos 3 y 4 de mayo y, por el momento, el Gobierno no cuenta con los apoyos necesarios para superar el primer examen parlamentario a sus cuentas para 2017.
Enfrente tendrá las enmiendas de totalidad registradas por PSOE, Unidos Podemos-En Comú-En Marea, Esquerra Republicana, el PDeCAT, Compromís, Bildu y Nueva Canarias. Siete enmiendas en total que suman 175 diputados, la mitad del Congreso.
A día de hoy, Mariano Rajoy suma a los 134 diputados del Partido Popular los apoyos de Ciudadanos, la diputada de Coalición Canaria (CC), Ana Oramas, y los dos votos de su socio electoral en Navarra, UPN, lo que asegura 169 diputados.
También espera contar con el apoyo de Foro, que aunque ha mostrado su disconformidad con parte de las cuentas del Ejecutivo, confía en su modificación en fase de enmiendas al articulado y ha anunciado que no apoyará las enmiendas a la totalidad.
En todo caso, Rajoy deberá contar ineludiblemente con los cinco diputados del PNV, con los que negocia un pacto para alcanzar los 175 votos que le garantizarían superar la votación de enmiendas a la totalidad de este jueves.
LOS SIETE VETOS A LOS PRESUPUESTOS
En total, hay registradas siete enmiendas a la totalidad a los Presupuestos de 2017. El PSOE, que anunció la suya meses antes de que se aprobaran las cuentas, ha justificado este viernes la suya denunciando que condenan "a una sociedad 'low cost'.
Asimismo, el grupo confederal Unidos Podemos-En Comú-En Marea también ha registrado su enmienda a la totalidad a unos Presupuestos que califica como "los del saqueo y los recortes" y en los que critica el límite presupuestario de 5.000 millones menos respecto a 2016 que, recuerdan, se aprobó con el concurso de PSOE y Ciudadanos.
Las dos formaciones catalanas, Esquerra Republicana y el PDeCAT, también han enmendado las cuentas, así como Compromís. También lo ha hecho Nueva Canarias (NC), cuyo diputado, Pedro Quevedo, pide la devolución de las cuentas al tiempo que se abre a negociar con el PP y el Gobierno, cuya minoría ve como una "oportunidad" para poder "influir en los Presupuestos".
De hecho, la posible abstención o el apoyo de NC a las cuentas es una de las principales bazas del Ejecutivo para la fasde que se abre tras el debate de totalidad, y siempre que las enmiendas sean derrotadas el 4 de mayo.
Cuando haya que votar las distintas secciones de los Presupuestos en el Pleno del Congreso a finales de mayo, al Gobierno ya no le bastará con el empate, sino que necesitará al menos un voto más y reiteradamente. Y es que, si se tumban las cuentas de un Ministerio, caerá todo el proyecto presupuestario.