Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mayor parte de las empresas olvida las prioridades de los consumidores a la hora de comprar 'online'

La mayor parte de las empresas considera que la prioridad para sus clientes es contar con mejores servicios y experiencias en las tiendas y olvida las prioridades de los consumidores a la hora de comprar 'online', según los datos que se desprenden de la 'Encuesta global sobre prioridades para directivos del sector de bienes de consumo 2016', elaborado por KPMG.
En concreto, el 76% de los consumidores elige hacer sus compras por Internet para conseguir precios más bajos y mejor valor, mientras que solo un 42% de los directivos de empresas de consumo cree que éste es el factor prioritario para sus clientes.
De esta forma, el 50% de las empresas consideran que la prioridad para sus clientes reside en contar con mejores servicios y experiencias en las tiendas, mientras que el 77% de los consumidores sitúan entre sus prioridades la disponibilidad de información detallada y transparente sobre los productos, y el 71% el disponer de más opciones de recogida y devolución de productos.
Los consumidores, además del precio, también exigen a las empresas el tener acceso las 24 horas de los siete días de la semana a la información y productos, así como un proceso de pago y finalización de compras sencillos y sin fisuras (50%), factores considerados como los más influyentes sólo por el 31% y el 41% de las empresas, respectivamente.
El informe resalta que el 52% de los consumidores españoles reclama la necesidad de garantizar la seguridad de los alimentos y productos, una opción más en sintonía con la percepción de los directivos españoles encuestados (42%).
El estudio realizado por KPMG pone de manifiesto una importante diferencia en torno a los atributos que generan confianza en los consumidores. Así, el nivel de ciberseguridad de las empresas se perfila como la principal característica para ganarse la confianza de los consumidores españoles, ya que el 61% lo considera indispensable, aunque solo es una prioridad para el 16% de los directivos.