Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las empresas españolas, entre las más optimistas de la UE de cara a 2017

Las empresas españolas se encuentran entre las más optimistas de la Unión Europea de cara al 2017, según los resultados de la Encuesta de Perspectivas Empresariales, elaborada por Eurocámaras.
Con respecto a las variables analizadas, los empresarios españoles esperan mejorar sus resultados para el próximo año en ventas nacionales, exportaciones e inversión, situándose sus expectativas por encima de la media europea.
En materia de empleo, las compañías españolas registraron unos resultados muy positivos en 2016, mientras que las expectativas para 2017 son más reducidas, aunque también se mantienen por encima de la media europea.
Tras los resultados publicados, la Cámara de Comercio de España cree que la actividad productiva nacional mantendrá la solidez, con un crecimiento económico del 2,6% en 2017 frente al 3,2% estimado para 2016.
Sobre la actividad empresarial para 2017 la encuesta revela que los principales condicionantes serán la demanda interna, para un 68% de las empresas y de los costes laborales para un 43%. En tercer lugar se encuentran las medidas de política económica para un 30% de los encuestados, seguidas de los costes energéticos para el 29%.
Solo un 5% de las compañías españolas consideran que el Brexit condicionará su actividad en el próximo año, porcentaje que se eleva al 12,4% en el conjunto de la Unión Europea.
La demanda externa, por su parte, será el motor de la economía en 2017, con un comportamiento más dinámico de la inversión que del consumo, ya que este podría verse afectado por la moderación en la creación de empleo, a pesar de que las perspectivas de las empresas españolas sobre la tasa de paro son más reducidas. Esto se debe a que el número de empresas que esperan aumentar su plantilla es muy superior al de aquellas que planean reducirla.
En ventas nacionales, muchas empresas europeas esperan una mejora con respecto a 2016, al igual que en las exportaciones, materia en la que se ha observado un comportamiento positivo en el conjunto de la Unión Europea durante el mismo año, situación que es posible que mejore pese a la incertidumbre que han creado acontecimientos como la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el nuevo escenario político en Estados Unidos o la moderación que se pronostica del comercio mundial.
En total, en la encuesta han participado más de 50.000 empresas europeas, de las cuales 3.000 son españolas.