Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Menos del 3% de las empresas españolas opera en el exterior, según Informa D&B

El 2,77% de las empresas españolas opera en el exterior, mientras que el resto no exporta ni importa, según la base de datos de Informa D&B. De esta manera, solo 93.307 compañías tienen actividad internacional de las más de 3,2 millones que existen en España.
Según apunta Informa D&B, la exportación fue un elemento importante de la recuperación económica tras la crisis y permitió paliar la baja demanda interna, al alcanzar la cifra récord de 254.530 millones de euros en 2016 (+1,7%). Así, apunta que uno de los retos de la economía española será que el sector exterior se mantenga como motor del crecimiento.
Del total de empresas con actividad internacional, el 53,9% exporta e importa, mientras que el 31,8% solo importa y el 14,3% solo exporta.
Las empresas con actividad exterior se concentran en los sectores de comercio (53% del total) e industria (23,8%). El primero lidera las empresas que exportan (37,7%), mientras que el segundo es el sector con más empresas importadoras (63,5%).
Por comunidades, el mayor número de empresas con actividad fuera de las fronteras españolas se registra en Cataluña (23,8% del total de empresas que exportan e importan), Madrid (21,9%) y Comunidad Valenciana (13%). Si se tiene en cuenta la tasa de empresas con actividad exterior respecto al total de compañías, las comunidades con las mayores proporciones son Ceuta (4,4%), País Vasco (4,1%) y Madrid (3,8%).
La actividad internacional también está ligada al tamaño, ya que el 42,9% de las empresas que operan en el exterior son grandes, frente al 1,9% que son micro y el 20,9% que son pequeñas. Además, el 35,8% tiene una antigüedad superior a los 20 años y el 22% de las que comercian solo a nivel nacional se encuentran en el tramo de 11 a 20 años.
Por otro lado, las empresas con actividad exterior presentan un menor riesgo crediticio (54,8% tiene riesgo medio-alto, frente al 58,5%), que se reduce todavía más en el caso de las exportadoras (39%). Estas también tienen un mejor comportamiento de pagos, con un retraso medio de pago de 10,75 días frente a los 12,35 días de la media nacional.
LA UE, PRINCIPAL DESTINO DE LAS OPERACIONES
La mayoría de los intercambios internacionales de las empresas españolas se produce con la Unión Europea, que aglutina el 57,5% de las exportaciones y el 84,3% de las importaciones.
El segundo destino en ambos casos es Asia, con el 10,6% de las exportaciones y el 7,9% de las importaciones. A continuación, los países receptores de las exportaciones españolas son América del Sur (9,9%), África (7,2%), resto de Europa (6,2%), América del Norte (5,3%), América Central (7,1%) y Oceanía (1,2%).
Por su parte, los principales destinos de los que importan las compañías españolas después de la UE y Asia son América del Norte (3,2%), resto de Europa (1,7%), América del Sur (1,3%), África (1,1%) y América Central y Oceanía (ambos un 0,2%).