Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los economistas aplauden la nueva regulación contable pero piden que voluntariamente se añada más información

El Consejo General de Economistas ha valorado positivamente las modificaciones del Plan General de Contabilidad y el Plan General de Contabilidad de Pequeñas y Medianas Empresas aprobadas en el Real Decreto, ya que consideran que simplifican los trámites que tienen que realizar las pymes a la hora de presentar las cuentas anuales, pero piden que se añada más información de manera voluntaria en beneficio de la transparencia.
El presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich, considera que, a pesar de que el margen de actuación que tenía el regulador "era escaso", debido a que la directiva "marcaba muy claramente" las pautas a seguir, "se han aprovechado adecuadamente las opciones existentes".
Por otra parte, los economistas consideran que se ha mejorado notablemente el tratamiento contable de los inmovilizados intangibles, pues les parece "práctico y sensato" el criterio de vida útil definida de estos inmovilizados y la presunción, salvo prueba en contrario, de una vida útil para el fondo de comercio de diez años.
Sin embargo, advierten de que puntos como el de reducción de información en la memoria "podrían ir en perjuicio del principio de transparencia y fiabilidad de la información financiera".
Aunque Pich ha señalado que "toda simplificación es, a priori, bienvenida", matiza que esto es así siempre que no esté reñido con un nivel suficiente de información en sus cuentas anuales.
"Lo contrario supondría iría en perjuicio del principio de transparencia", han advertido los presidentes de los dos órganos del consejo, Francisco Gracia (EC-Economistas Contables) y Carlos Puig de Travy (REA+REGA Auditores).
En este sentido, los economistas estiman que la sustitución del actual modelo de memoria por otro con menores requerimientos "podría llevar a una pérdida sensible de información incluida en las memorias de las empresas más pequeñas".
Por ello, consideran que debería incluirse en las cuentas anuales "toda la información necesaria para lograr el objetivo de transparencia" y recomiendan a las empresas que incluyan información adicional "de forma voluntaria".