Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La economía estadounidense generó 138.000 empleos en mayo y la tasa de paro alcanzó su menor nivel desde 2001

La economía de Estados Unidos generó un total de 138.000 empleos no agrícolas en mayo y la tasa de desempleados se situó en 4,3%, una décima por debajo del mes anterior y su menor nivel desde mayo de 2001, según datos publicados este viernes por el Departamento de Empleo estadounidense.
De esta forma, con una tasa de paro del 4,3%, el número de desempleados del país se situó en 6,9 millones de personas. Y, desde que comenzó el año, hasta 774.000 parados encontraron un empleo.
No obstante, el número de empleos no agrícolas en mayo, que aumentó en 138.000 empleos, contrasta con el promedio de ganancia mensual de los últimos doce meses que se sitúa en 181.000.
Concretamente, los sectores que mayor número de empleos generaron fueron el de salud, que creó hasta 24.000, y el de la minería, que hizo ganar hasta 7.000 empleos en mayo.
Por otro lado, la actividad de servicios profesionales y empresariales siguió creciendo y generó hasta 38.000. La industria ha agregado un promedio de 46.000 trabajos mensualmente en lo que va de año.
El empleo en los servicios de alimentación y consumo de bebidas también creció, en 30.000 personas, hasta un total de 267.000 en los últimos 12 meses.
Asimismo, la tasa de participación en el mercado laboral del país cayó un 0,2% hasta situarse en el 62,7%. Según el departamento de Empleo, esta ratio "no ha mostrado una tendencia clara en los últimos 12 meses".
En cuanto a los parados de larga duración, aquellos que llevan desempleados más de 27 semanas, se mantiene prácticamente sin cambios desde el dato del mes anterior, hasta 1,7 millones de personas (el 24% del total de desempleados).
En otro orden de cosas, los trabajadores estadounidenses con nóminas no agrícolas ganaron, de media, 26,22 dólares por hora trabajada, un incremento de 4 centavos. Desde que comenzó el año, el salario medio por hora trabajada ha aumentado un 2,5%.
De igual forma, el Departamento de Empleo estadounidense ha revisado el dato ofrecido en un primer término para el mes de marzo y abril, ambos a la baja.
En el pasado mes de marzo, situó el número de nuevos empleos en 79.000, y lo ha revisado a la baja hasta 50.000. Por su parte, para el mes de abril, ha revisado el número de 211.000 a 174.000. En total, con estas revisiones, el número de nuevos empleos entre marzo y abril se redujo en 66.000 frente al primer dato apuntado.