Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La economía española crecerá más de un 2,5% este año apoyada en el turismo y en el consumo, según Esade

La economía española crecerá "ligeramente por encima" del 2,5% este año gracias al sector turístico, en máximos de actividad, y al mayor dinamismo del consumo, según el 'Informe económico y financiero' de Esade correspondiente al segundo semestre de 2017.
No obstante, Esade advierte de que este crecimiento del PIB no será suficiente para consolidar la recuperación y de que España debe seguir reduciendo su déficit público y su endeudamiento mediante "ajustes fiscales graduales" que no perjudiquen a los sectores más vulnerables de la población.
El crecimiento esperado para España por Esade supera los previstos para ptros países europeos, como Alemania, Francia, Italia, Portugal y Holanda, todos ellos con incrementos del PIB estimados inferiores al 2%, salvo en el caso de Holanda, donde se espera un avance algo superior al 2%.
A nivel global, la escuela de negocios considera que 2017 será un año mejor de lo esperado, aunque sobre unas bases menos sólidas de lo deseable.
Pese a la mayor fortaleza de la demanda, especialmente de la inversión, de los aumentos de la producción industrial y del comercio internacional, Esade avisa de que el impacto del 'Brexit', la falta de definición en la política económica de Estados Unidos y la vulnerabilidad de algunas economías emergentes amenazan la progresión de la economía global.
La zona euro registrará, según Esade, un crecimiento ligeramente inferior al 2% en 2017. Los autores de este informe recomiendan mantener la política monetaria expansiva del BCE para incentivar la inversión empresarial, así como reforzar el sistema financiero mediante una reparación más acelerada de los balances de los bancos y de los créditos dudosos.
Respecto a los países emergentes, Esade se muestra optimista en cuanto a su evolución este año, salvo en el caso de China, donde el crecimiento aún depende de las expansión del crédito bancario, entre otros factores. En Latinoamérica, por su parte, la recuperación irá ganando fuerza, según el informe.