Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La digitalización, nueva regulación y reducción del número de oficinas, retos de la banca para 2017

Los cambios regulatorios que llegarán próximamente, la digitalización de los servicios financieros y los movimientos corporativos que llevarán a una reducción del número de entidades se presentan como retos para la banca durante el ejercicio 2017, según el analista de Self Bank Felipe López-Gálvez.
En primer lugar, los bancos deberán adaptarse a dos cambios regulatorios que se pondrán en marcha próximamente, Basilea III y MidFid II, que "podrían perjudicar los resultados de la banca en años venideros".
Esta nueva regulación les exigirá un mayor control de los ratios de capital, de forma que les impedirá llevar a cabo "prácticas más arriesgadas que antaño les reportaron jugosos beneficios", según el analista.
Por una parte, Basilea III trata de reducir riesgos en el sistema exigiendo a las entidades mayores ratios de solvencia, mientras que MiFid evitará que se vendan determinados productos a clientes no aptos y busca, más que la reducción de las comisiones, que los bancos sean más transparentes a la hora de decirle al cliente cuánto gana con esos productos.
Según explica el analista, MiFid afectará, por ejemplo, a la oferta de productos estructurados, como fondos garantizados, que son muy rentables para los bancos por las altas comisiones que acarrean. "Los bancos que no lo tengan deberán ir a un modelo de arquitectura abierta en el que ofrecerán fondos de inversión de gestoras diferentes a las del propio banco", añade.
AMENAZA DE LAS 'FINTECH' Y LAS GRANDES TECNOLÓGICAS
En cuanto a la transformación digital, para López-Gálvez el gran reto de la banca es posicionarse ante la llegada a la edad adulta de las próximas generaciones, a las que "la visita a la oficina les parece algo propio de la prehistoria".
Dentro de este proceso, los bancos tradicionales ven una amenaza en las 'fintech' y en los gigantes tecnológicos, como Google, Apple, Facebook y Amazon, que ya empiezan a ofrecer servicios financieros.
La digitalización también tiene que ver con la tendencia de reducción del número de oficinas, que ha pasado de 43.000 en 2010 a menos de 30.000 en la actualidad, que se verá reforzada por las previsibles operaciones de integración que tendrán lugar este año o en 2018, según el analista.
Entre estos previsibles movimientos corporativos se encuentra la posible fusión de BMN con Bankia, alguna operación en la que se vea involucrada Liberbank, las salidas a Bolsa de Ibercaja y Unicaja y una Oferta Pública de Adquisición (OPA), una ampliación de capital o una escisión del negocio inmobiliario de Popular.
Según López-Gálvez, 2017 será un año "complicado" para los bancos, pero también un "año de transición" en el que seguirán avanzando en la digitalización y en el que se enfrentarán a un escenario de bajos tipos de interés.
El Banco Central Europeo (BCE) no tiene previsto subir los tipos de interés en 2017, aunque baraja comenzar a retirar los estímulos progresivamente a partir de diciembre y que sea a mediados del próximo año cuando se abra un debate de cara a una subida de tipos, según el analista.
En su opinión, en España, estos bajos tipos de interés se verán compensados por la recuperación económica, las expectativas de crecimiento de volumen del crédito y la menor morosidad.
Por último, López-Gálvez considera que la volatilidad del mercado de divisas traerá "sorpresas, ya sean positivas o negativas" a los bancos con presencia internacional, con especial atención al real brasileño, la libra esterlina, la lira turca y el dólar.