Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La diferencia de decisiones entre los bancos centrales, principal riesgo para los mercados en 2017

La divergencia entre las decisiones de los bancos centrales es, en líneas generales, el principal riesgo para los mercados financieros en 2017, seguido de cerca por la baja inflación, la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump y la potencial desaceleración de Europa ante el 'Brexit'.
Así consta en la última 'Encuesta de clientes de Banca Privada' elaborada por JP Morgan Banca Privada, en la que se pone de manifiesto que los inversores europeos se muestran "cada vez más optimistas" sobre las rentabilidades del mercado bursátil este ejercicio.
La encuesta muestra que el 39% de los inversores considera que la renta variable será el activo más rentable en los próximos 12 meses. "Las estrategias alternativas atraen la atención de los inversores y una cuarta parte (28%) prevé que proporcione buenos resultados", señala.
La apuesta por la renta variable también viene apoyada por el entorno actual, en el que las bajas o negativas rentabilidades en bonos y tipos de interés hacen que la liquidez y la renta fija atraigan solo al 9% y al 7% de los inversores, respectivamente.
Este contexto también lleva a que los inversores se fijen en los mercados emergentes. De hecho, más de un cuarto de los inversores (30%) considera que el rebote que experimentarán los mercados emergentes será "la mayor sorpresa" en los próximos 12 meses.
La encuesta expone que los inversores británicos siguen siendo los más optimistas con respecto a los mercados emergentes, hasta el punto de que el 42% afirma que estos serán los más rentables, seguidos por el 34% de los inversores en Alemania.
El 50% de los inversores también considera que el dólar será la moneda más robusta en los próximos 12 meses, con los inversores franceses y los españoles más confiados al respecto. Un cuarto de los inversores piensa que el activo más deseado este ejercicio será el oro.
La confianza en la libra esterlina sigue siendo baja y solamente el 12% de los inversores cree que será la moneda más rentable de este año, un dato que se sitúa ligeramente por delante del euro (8%) y del yen japonés (6%).