Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La deuda de las familias se estanca en abril y sigue en mínimos de 2006

Caen los créditos hipotecarios pero aumentan los créditos al consumo
La deuda de las familias bajó en abril en 657 millones respecto al mes anterior (-0,01%), hasta los 708.304 millones de euros, por lo que se mantuvo en sus niveles más bajos desde 2006, según los últimos datos publicados por el Banco de España.
De esta forma, el endeudamiento de las familias baja levemente tras el ligero repunte de marzo (+0,03%), y las caídas de febrero (-0,27%) y enero (-0,3%).
Así, la deuda de los hogares españoles ha ido bajando hasta situarse en niveles previos a la crisis debido a la reducción paulatina de los préstamos contraídos, a la caída de los tipos de interés y al abaratamiento de los créditos.
De hecho, en relación al mismo mes del año anterior, la deuda de los hogares españoles se redujo en abril en 11.505 millones de euros, lo que supone un retroceso del 1,6% desde los 719.809 millones de igual mes de 2016.
La caída de la deuda de las familias en el cuarto mes del año se debe principalmente al descenso de los créditos destinados a vivienda, que cayeron un 0,25% respecto al mes anterior y un 3% frente a abril de 2016, hasta los 538.729 millones de euros.
A pesar del descenso de la inversión de los hogares en vivienda durante los últimos años, el importe que las familias destinan a su hogar sigue ocupando la mayor parte de su endeudamiento, ya que supone entorno al 76% del mismo.
Por su parte, los créditos al consumo, que se situaron en 169.575 millones de euros, subieron un 3,8% respecto a marzo y repuntaron un 3,2% en comparación con abril de 2016.
Asimismo, los créditos fuera de balance y otros préstamos sumaron 7,849 millones de euros en el cuarto mes del año, un 7,1% menos respecto a marzo y un 16% inferior a la cifra registrada un año antes.
SUBE LIGERAMENTE TAMBIÉN LA DEUDA DE LAS EMPRESAS.
De su lado, las empresas incrementaron su deuda en el mes de abril. En concreto, la deuda de las empresas se situó en 915.670 millones de euros, lo que supone un incremento del 0,2% frente a marzo y del 0,03% respecto al mismo mes de 2016.
El leve aumento de la deuda empresarial en abril se explica, fundamentalmente, por el repunte de los préstamos de entidades de crédito residentes y de los valores distintos de acciones.
Los primeros se elevaron en abril un 0,2% en relación al mes anterior, pero bajaron un 2,7% en tasa interanual, hasta los 529.390 millones de euros; mientras que los valores distintos de acciones aumentaron un 0,7% a nivel mensual y un 15,4% en términos interanuales, hasta los 95.041 millones.
Por último, los préstamos del exterior avanzaron solo un 0,04% respecto a marzo, al incrementarse en 141 millones, hasta los 291.239 millones, cifra un 0,8% superior a la de abril de 2016.