Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La deuda de los clubes profesionales desciende hasta los 3.573 millones

La deuda de los clubes profesionales de las Ligas BBVA y Adelante se ha reducido en algo más de 202,1 millones a finales de la temporada 2012-13 hasta los 3.573,5 millones de euros, un 5,3 por ciento menos respecto al ejercicio anterior 2011-12 y se prevé que descienda otros 300 millones en 2013-14, según los datos hechos públicos este miércoles por el Consejo Superior de Deportes (CSD) en un desayuno informativo con la prensa.

"El Sistema de Control Económico está funcionando bien. Estamos bastante satisfechos", resumió el presidente del CSD, Miguel Cardenal, acompañado por el subdirector general de Inspección de dicho organismo, Fernando Puig de la Bellacasa, respecto al protocolo firmado en abril de 2012 con la Liga de Fútbol Profesional (LFP), el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes y el propio Consejo.
El endeudamiento de los clubes profesionales es de 3.573.579.063 euros a 30 de junio de 2013, lo que supone una reducción de 202.197.582 euros comparado con el curso anterior, indica el informe 'Balance de la Situación Económico-Financiera del Fútbol Español 1999-2013'. Asimismo, la deuda con Hacienda ha descendido igualmente desde los 752 millones de enero de 2012 a los 720,2 millones de junio de 2013.
En cambio, los datos facilitados por la Agencia Tributaria revelan que la deuda de los clubes de Primera y Segunda División es de 595,4 millones (504,2 de la Liga BBVA y 91,2 de la Liga Adelante), aunque en estos datos no se incluyen a los clubes que tributan en territorios forales, caso del Athletic Club, Osasuna, Real Sociedad, Eibar o Alavés.
Cardenal destacó que la tendencia de pérdidas en el fútbol español ha cambiado, pues en 2012-13 hubo unos beneficios de 106 millones de euros, merced, entre otros aspectos, a una disminución de los gastos del 7 por ciento y una rebaja de los salarios y amortizaciones de los traspasos del 2,3 por ciento (se prevé que ésta llegue hasta el 15 por ciento en 2013-14).
Asimismo, el presidente del CSD, que destacó que España, junto con Alemania, está incluida por la UEFA como un país "con equilibrio financiero" al contrario de otros de su entorno como Inglaterra o Italia, informó de que la deuda está "concentrada" en unos pocos clubes en Primera, donde ocho acumulan el 74 por ciento de la misma, y Segunda, en la que el 83 por ciento del endeudamiento recae tan sólo también en ocho equipos.
MÁS TRANSPARENCIA
Las auditorías del curso 2013-14 deberán ser más "transparentes", anunció Cardenal, ya que han exigido a los clubes profesionales que el desglose de los gastos de personal sea más exhaustivo, que los porcentajes de los agentes en la adquisición de jugadores sea "más claro" y que la financiación de los fondos de inversión se deduzca con mayor claridad en las cuentas anuales de las entidades futbolísticas.
Igualmente, la deuda concursal y los saldos con las Administraciones Públicas deberán aparecer de forma precisa, así como la remuneración global del personal de Alta Dirección, caso de presidentes y consejeros-delegados.
Respecto a los fondos de inversión, Cardenal recordó que tanto la LFP como la RFEF están en vías de aprobar una legislación para regular su uso. "Hay opiniones que destacan la importancia de proteger los aspectos deportivos y eso lleva a la UEFA a adoptar una postura contraria. En eso no es difícil estar de acuerdo, pero eso no debe llevar a una prohibición radical. No se pueden poner puertas al campo y lo que hay que hacer es que haya mucha transparencia", subrayó.
En este sentido, recordó que la futura Ley del Deporte Profesional incluye un punto sobre la regulación de los Fondos de Inversión, se declaró "en contra" de las primas a terceros porque, según él, la legislación está muy bien como está y aseguró que el fútbol profesional debe ser rentable. "En los últimos ocho meses han venido muchos inversores extranjeros a visitarnos para preguntar sobre la posibilidad de comprar equipos. Ahí tenemos el caso del Alcorcón", indicó.