Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía arresta a dos de los propietarios de Nueva rumasa junto a Díaz Ferrán

ex presidente de la CEOE y ex dueño del grupo Marsans, Gerardo Díaz FerránArchivo EFE
La Policía ha arrestado a nueve personas, incluyendo la del exdueño del grupo Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, y  a los  empresarios  Ángel Cabo, nuevo propietario de Nueva Rumasa y a su actual Consejero Delegado, Iván Losada Castell, según han informado fuentes policiales.
La Policía ha emitido un comunicado en el que informa las identidades de los detenidos. El resto de nombres facilitados son los de Susana Mora, quien actuaba como secretaria de Losada según fuentes de la investigación, su cuñado Teodoro Garrido y los testaferros de De Cabo, Rafael Tormo, Antonio García Carmelo José E. G.; Antonio G.E., y José Enrique P.M.
Estas fuentes han precisado que las detenciones se han producido en Madrid y en Valencia donde los agentes de la Policía Nacional están realizando al menos ocho registros relacionados con los delitos de ocultación de bienes y blanqueo de capitales. Díaz Ferrán ha sido detenido en su domicilio de Madrid.
La operación 'Crucero' se produce en el marco de la investigación que instruye el juez Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, a partir de la querella presentada por AC Hoteles, Meliá, Pullmantur y el grupo Orizonia contra los antiguos propietarios de la agencia de viajes Marsans, Gerardo Díaz Ferrán y el fallecido Gonzalo Pascual, su nuevo dueño, Ángel de Cabo, y la empresa Possibilitum, todos implicados en delitos de alzamiento de bienes y ocultación apresurada de sus bienes personales.
El juez Santiago Pedraz  ya investiga a Marsans, por la apropiación indebida de los depósitos realizados por los clientes de la agencia para la reserva de viajes.
Las compañías hoteleras denunciaron a los tres empresarios al considerar que estaban ocultando a los acreedores de Marsans bienes de la agencia de viajes y personales para evitar así hacer efectiva la deuda contraída con ellas, que asciende a 45 millones de euros.
 En la nota difundida se indica que los arrestos se han practicado por la comisión de presuntos delitos de alzamiento de bienes y blanqueo de capitales, entre otros ilícitos penales. Fuentes jurídicas han informado a Europa Press de que entre esos otros delitos también figura el de insolvencia punible.
La Policía  no descarta que en las próximas horas se realicen nuevos arrestos. Las mismas fuentes consultas han precisado que los registros se están practicando en domicilios particulares y domicilios sociales de empresas.
10.000 acreedores y casi 5.000 empleados afectados
En el auto de la Sección Segunda, al que ha tuvo acceso Europa Press, los magistrados Ángel Hurtado, Julio de Diego y Enrique López reproducían el informe de la Fiscalía Anticorrupción sobre esta causa en el que se desvelaba que "un número de acreedores superior a 10.000" habrían resultado perjudicados por la falta de pago de Marsans, que declaró concurso de acreedores en el año 2010.
La Fiscalía también defendía que debía ser el juez Velasco el que asumiera la instrucción al considerar que la unión de esta investigación con la ya iniciada "podría perjudicar" el esclarecimiento de las conductas de los denunciados.
La Sección Segunda dio la razón al Ministerio Público y aseguró que "los hechos deben de seguir siendo investigados por cada uno de los Juzgados que conocen de los mismos en este momento".
Díaz Ferrán está además incurso en varias causas judiciales entre otras por la concesión de un crédito de 26 millones de euros que le concedió Caja Madrid y por la quiebra de Marsans. Tenía pendiente una citación judicial este miércoles para declarar por la primera de estas causas.