Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los depósitos de hogares y empresas aumentan en 30.100 millones en 2016 y marcan máximo desde al menos 2010

Los depósitos de hogares y empresas residentes en España alcanzaron en diciembre de 2016 un volumen 30.100 millones de euros superior al registrado en el mismo mes de 2015, según los datos publicados este viernes por el Banco de España.
Esta cifra no solo supera en un 3,1% la registrada a cierre de 2015, sino que también es la más elevada desde al menos desde 2010, que es la referencia anual a la que se remonta la información ofrecida en la estadística de este viernes por la institución financiera.
La cifra total de depósitos ascendió a cierre de 2016 a 988.600 millones de euros, de los que 771.200 millones correspondieron a hogares y otros 217.400 millones a sociedades no financieras. En diciembre de 2015, el importe era de 958.500 millones.
En diciembre de 2016 con respecto a noviembre, el incremento de los depósitos equivalió a 17.800 millones de euros. En el mes anterior, las familias atesoraban 761.200 millones, frente a los 217.400 millones de las sociedades no financieras.
Tanto los hogares como la empresas registraron en diciembre su tercer mes consecutivo de incrementos en los depósitos. En ninguno de los meses de 2016 se alcanzaron las cifras de diciembre, solo superada, en el caso de las empresas, por los 219.100 millones de 2010.
En cuanto a las empresas, el nivel de depósitos registrado a cierre de 2016 es el mayor al menos desde 2010, según la serie estadística del organismo que dirige Luis María Linde.
Los depósitos del total de residentes en España ascendieron al cierre del año a 1,409 billones de euros. El importe de los depósitos de los residentes más lo que se encuentran en el extranjero ascendió a 1,45 billones de euros.