Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La demanda de seguros de impago del alquiler de grandes grupos arrendadores se duplica en el último año

La demanda de seguros de impago del alquiler de los propietarios de los parques de viviendas más grandes (patrimonios, fondos de inversión, inmobiliarias o instituciones financieras) se ha duplicado en el último año y el porcentaje de viviendas en alquiler en sus manos crecerá en los próximos años, según la Asociación para el Alquiler y el Fomento de la Vivienda (Arrenta).
La asociación explica que este tipo de grandes grupos de arrendadores están incluyendo cada vez más los seguros de impago en su gestión por el ahorro que aporta a la gestión, con el consecuente incremento de la rentabilidad en más de un 12%.
En concreto, para la gestión de una cartera de 1.000 viviendas en alquiler, el ahorro medio ronda los 600.000 euros, según los cálculos elaborados por Arrenta, además de la "profesionalización" que aporta a la gestión.
El ahorro que incorporan este tipo de seguros se debe a que se alquila más rápido, hasta dos meses antes, pues hay menos exigencias económicas para el inquilino.
La directora general de Arrenta, Mercedes Robles, explica que cuando se alquila sin seguro, se solicita al inquilino un pago por adelantado de tres meses de rentas, como mínimo, en concepto de depósito y son pocos quienes pueden desembolsar esa cantidad. "Por ejemplo, para una renta de 500 euros, tendrían que depositar 1.500 euros. Esto ralentiza la operación", señala.
Otro factor que influye decisivamente en el ahorro es la reducción de incumplimientos, según los análisis elaborados por Arrenta, ya que el nivel medio de impagos del alquiler sin seguro se sitúa en torno al 11%, fundamentalmente porque no se realiza ningún tipo de filtro o estudio de viabilidad previo del inquilino.
Mientras, esa misma siniestralidad media se reduce al 4% para el caso de los alquileres que incorporan seguros de impago, lo que supone una importante reducción de más del 60%.
Igualmente, que el gasto que se genera con los Seguros de impago del alquiler, sin contar con el propio coste de la póliza, es nulo. En caso de incumplimiento del inquilino, la compañía aseguradora asume las rentas impagadas, además de los costes de los profesionales que tramitan las demandas de desahucio y la reclamación de cantidad (abogados y procurador), así como las tasas judiciales.
También destaca la asociación que otro motivo son los actos vandálicos que afecten considerablemente al contenido y continente del inmueble. Las compañías aseguradoras se hacen cargo de esos arreglos, normalmente hasta 3.000 euros.
NUEVE GRANDES GRUPOS DE ARRENDADORES.
De igual forma, Arrenta señala que nueve grandes grupos, de origen bancario, fondos de inversión o inmobiliarias son propietarios de cerca de 100.000 viviendas en España, lo que supone un número "considerable" pero apenas el 5% de la oferta de pisos de alquiler en España, muy lejos de lo habitual en Europa, donde grandes operadores, que generalmente cotizan en bolsa, son los grandes gestores del alquiler del país.
Este es el caso de Alemania y Francia. No obstante, la tendencia es que dichos grupos sigan aumentando sus parques de viviendas en alquiler en España y reduciendo las diferencias con Europa, una dinámica en la que los seguros de impago jugarán un papel "muy importante".