Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El déficit del Estado sube un 73,2% en el primer trimestre y suma 19.696 millones

El déficit supone el 1,85% del PIB

El Estado registró en el primer trimestre de este año un déficit de 19.696 millones de euros en términos de Contabilidad Nacional, el 1,85% del PIB, lo que supone un aumento del 73,2% en comparación con la cifra del mismo periodo del año anterior, según los datos presentados por la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás.   
Este resultado fue consecuencia de unos pagos que se situaron hasta marzo en 43.162 millones de euros, un 21,6% más, mientras que los ingresos sumaron 23.466 millones de euros, lo que supone una caída del 2,7% en comparación con el mismo período de 2011.
Currás ha asegurado que el déficit aún no es representativo porque existen una serie de factores que condicionan la evolución de los ingresos y los gastos por decisiones tomadas por el Gobierno que temporalmente empeoran la evolución del Estado.
El principal factor que condiciona esta evolución es el adelanto de las transferencias a otras administraciones y la Unión Europea por un montante de 8.073 millones de euros, principalmente hacia las comunidades autónomas.
Por el lado de los ingresos, el principal condicionante ha sido el aumento de las devoluciones (en unos 1.500 millones) por encima de lo que se hubiera solicitado en una campaña normal de devoluciones.
Currás ha insistido en que estos efectos son "temporales" y que se irán diluyendo a lo largo de los meses, de forma que no alejan al Estado de la consecución de su objetivo de déficit para el cierre del año (el 3,5% del PIB) ni al conjunto de las administraciones del suyo (5,3%).
Además, ha explicado que si se comparan los datos de una forma homogénea, sin los efectos de adelanto de transferencias y devoluciones de impuestos, el déficit del Estado en el primer trimestre sería inferior en un 11% al registrado el año anterior y se quedaría en el 0,83% del PIB, cifra que ha adelantado el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en el Congreso.
Por este motivo, Hacienda asegura que el déficit del Estado evoluciona de forma "razonable" y según las previsiones, ya que además será a partir de ahora cuando se notarán los efectos de la mayor parte de las medidas de consolidación fiscal adoptadas por el Gobierno por valor de más de 12.000 millones.
En términos de caja, una metodología contable que considera los ingresos y gastos efectivamente realizados, el déficit del Estado ha ascendido a 12.820 millones, un 39,9% más que el saldo negativo de 9.161 millones del primer trimestre de 2011. En términos homogéneos, este déficit es inferior en 750 millones al de marzo de 2011.
Los ingresos no financieros totales acumulados durante el primer trimestre ascienden a 46.139 millones de euros, lo que supone un incremento del 0,5% respecto al mismo periodo de 2011. Los ingresos impositivos, que representan el 86% del total, alcanzan, por su parte, los 39.530 millones, lo que supone un descenso del 5,6%.
Dentro de los ingresos impositivos, la recaudación por impuestos directos se elevó a 20.044 millones de euros, un 3,7% menos que en el mismo periodo del año anterior, mientras que los impuestos indirectos presentaron un descenso del 7,4%, tras recaudar 19.486 millones.
Recaudación por tipos impositivos
Por figuras impositivas, el IRPF acumuló una recaudación de 19.644 millones de euros, un 0,1% menos que hace un año, aunque con una mejora de 2,7 puntos respecto al mes de febrero. Este resultado se ha producido por el positivo comportamiento de las retenciones de trabajo, que aumentaron en marzo un 6,8% por el aumento del tipo, y de las retenciones de capital mobiliario, que subieron un 17,3%.
El Impuesto de Sociedades, por su parte, refleja una recaudación negativa de 313 millones por el mayor volumen de devoluciones realizadas. Según Currás, la recaudación de este impuesto en el primer trimestre no es representativa, ya que apenas supone el 3% de la recaudación anual del tributo.
Por el lado de los impuestos indirectos, el IVA generó durante los tres primeros meses del año 14.318 millones de euros, lo que supone un descenso del 9,1% por el aumento del 13,1% de las devoluciones. Sin embargo, la cifra supone una mejora de 0,7 puntos respecto a febrero.
Los impuestos especiales recaudaron 4.425 millones de euros, un 2,2% menos que hasta marzo de 2011, aunque mejor que el descenso del 3,3% registrado en los dos primeros meses del año. La recaudación por el Impuesto Especial sobre las Labores del Tabaco aumentó un 1,6%, mientras que la del Impuesto Especial sobre Hidrocarburos bajó un 5,5%.
Los pagos no financieros suben un 13,1%
Respecto a los pagos no financieros, éstos sumaron 41.399 millones de euros al cierre del mes de marzo, lo que supone un aumento del 13,1% en relación con el primer trimestre de 2011 por el adelanto de las transferencias a otras administraciones públicas.
De hecho, las transferencias corrientes subieron un 39,7%, hasta 25.648 millones, mientras que los gastos financieros aumentaron un 17,8% y sumaron 6.853 millones de euros.
Los pagos por intereses aumentaron un 17,8%, hasta 6.853 millones, condicionados por el calendario de vencimiento de los intereses de la deuda. Los gastos de personal, por su parte, bajaron un 0,9%, hasta 6.013 millones por el mantenimiento de las retribuciones de los empleados públicos y la limitación de la tasa de reposición.
En otros capítulos, los pagos por gastos corrientes en bienes y servicios cayeron un 37,5%, la partida de inversiones reales lo hizo un 41,1%, mientras que las transferencias de capital cayeron un 67,8%.