Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El déficit por cuenta corriente se multiplica por 10 hasta junio

La balanza por cuenta corriente, que mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias, acumuló un déficit de 9.900 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone multiplicar casi por 10 el déficit de 1.000 millones del mismo periodo de 2013, según datos facilitados por el Banco de España.

Este incremento es fruto, principalmente, del aumento de los déficits de las balanzas comercial y de rentas, frente a la mejora del superávit de servicios, mientras que el saldo de transferencias corrientes se mantuvo estable.
El déficit acumulado de la balanza comercial se situó en 9.000 millones de euros hasta junio, lo que supone un 164,7% más que los 3.400 millones del mismo periodo del año anterior, debido al mayor crecimiento de las importaciones respecto de las exportaciones (+6,7% y +2,3% en tasa interanual, respectivamente).
En la balanza de turismo y viajes, el superávit acumulado en el primer semestre del año ascendió a 14.500 millones de euros, superior al alcanzado en el mismo periOdo del año anterior (14.000 millones). La cuenta de capital acumuló en el primer semestre un superávit de 4.000 millones, ligeramente mayor que el del mismo periodo de 2013 (3.900 millones).
La economia española experimentó en el primer semestre de 2014 una necesidad de financiación de 5.900 millones de euros, frente a una capacidad de financiación acumulada en igual período del año previo de 2.900 millones.