Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallece Íñigo de Oriol, expresidente de Iberdrola

Imagen de archivo de Iñigo de Oriolcuatro.com

El expresidente de Iberdrola ha fallecido a los 76 años de edad en Madrid

El expresidente de Iberdrola, presidente de Honor de la eléctrica y expresidente de la Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa), Íñigo de Oriol, ha fallecido este mediodía a los 76 años de edad en la Clínica Ruber Internacional de Madrid, anunció la eléctrica.
De Oriol fue presidente de Iberdrola entre 1992 y 2006. Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), inició su carrera profesional en Hidroeléctrica Española, donde en 1985 alcanzó el puesto de presidente del consejo de administración, cargo que desempeñó hasta 1991.

Fue además presidente de Unesa, la patronal que integra a las cinco compañías eléctricas del país, en dos ocasiones, entre 1987 y 1989, y posteriormente entre 1996 y 1998.

A De Oriol se le considera uno de los artífices del intento de fusión entre Endesa e Iberdrola en 2000, un movimiento que habría cambiado el mapa eléctrico español. El acuerdo, con el que Iberdrola reaccionaba a la oferta lanzada por Repsol y Gas Natural sobre su capital, contaba con el visto bueno del consejo de la eléctrica y de Endesa, presidida por entonces por Rodolfo Martín Villa.

Aquella operación se frustró por las condiciones impuestas por el Gobierno del PP, entre ellas la obligatoriedad de vender un alto volumen de activos del grupo resultante. Anteriormente, Iberdrola había sondeado la compra de la estadounidense Florida Power, con la que en la actualidad rivaliza y supera en el liderazgo mundial en renovables.

Procedente de una familia con tradición en el sector industrial español, De Oriol fue el primer presidente de Iberdrola, fruto de la fusión en 1992 entre Iberduero e Hidroeléctrica Española. Cuando a los 34 años entró en Hidroeléctrica Española, su padre, José María de Oriol, ocupaba la presidencia de la compañía.

Al margen de la fusión frustrada con Endesa, De Oriol fue testigo de algunos de los procesos más trascendentes para el sistema eléctrico español de los años noventa, entre ellos el intercambio de activos entre empresas de 1993, la Ley de Ordenación del Sistema Eléctrico Nacional de 1994 y la Ley del Sector Eléctrico de 1997, origen de la liberalización y apertura del sector.

ACTIVIDAD EMPRESARIAL Y ACADÉMICA.

Además de su actividad en Iberdrola y sus empresas predecesoras, De Oriol fue entre 1968 y 1978 presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid, así como miembro de la Junta Directiva de la CEOE y de consejos de administración como los de Siemens o Cementos Molins.

También fue presidente honorario de la Asociación Iberoamericana de Cámaras de Comercio (AICO) y miembro de órganos rectores de varias instituciones académicas y culturales, entre ellas la Fundaciones Príncipe de Asturias, el Museo Guggenheim de Bilbao y el Centro Rey Juan Carlos I de España de la Universidad de Nueva York.

El año pasado, el Club Español de la Energía (Enerclub) le concedió el premio Energía y Sociedad en reconocimiento a los numerosos méritos contraídos durante su dilatada trayectoria profesional al servicio del sector de la energía español.

"ÉXITO PROFESIONAL".

En una nota, Iberdrola asegura que la trayectoria empresarial de su expresidente es "la historia de uno de los éxitos profesionales más singulares de España". Además, considera que es "uno de los gestores más relevantes de las empresas españolas del último siglo".

La larga y fecunda tradición empresarial de la familia Oriol, señala, influyó significativamente en su carrera profesional, en sus ideas y en su actitud ante la vida, siendo un estímulo fundamental para el desarrollo de su personalidad.

Uno de los rasgos más notables de su carácter ha sido su capacidad para conciliar distintas posiciones e intereses y para comprender todas las posturas, afirma la eléctrica que presidió durante catorce años.

De Oriol fue condecorado con la Gran Cruz del Mérito Civil y de la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X El Sabio, entre otras condecoraciones oficiales al mérito profesional.