Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fuerte presión del G-20 a la UE para que tome medidas y aleje la crisis

Exigen que rompa el círculo vicioso entre sus bancos y las finanzas públicas

Los líderes del G-20 reunidos en la localidad mexicana de Los Cabos han presionado este lunes a Europa para que adopte las medidas necesarias para afrontar la crisis de la deuda de la zona euro después de que los partidos griegos prorrescate obtuvieran la mayoría absoluta en las elecciones legislativas de este domingo, alejando los temores a una ruptura a corto plazo de la zona euro.
En este sentido, los representantes de las mayores potencias económicas mundiales y de las economías emergentes instarán a la zona euro a romper el círculo vicioso entre sus bancos y las finanzas públicas, según recoge un borrador del comunicado preparado para cerrar la cumbre.

El texto subraya que Europa debería "tomar todas las medidas necesarias" para resolver su crisis y pide a los líderes de la eurozona que colaboren estrechamente con el nuevo Gobierno griego en el mantenimiento de la senda de las reformas y continuar así en la zona euro.

En el marco de esta reunión, en la que está representado el 80% de la riqueza mundial, Obama se reunirá con los líderes europeos durante la tarde de este lunes, reflejando así la preocupación de Washington respecto a un posible agravamiento de la crisis europea que pudiera contagiar a EEUU apenas unos meses antes de las elecciones presidenciales.

En este sentido, está previsto que el inquilino de la Casa Blanca mantenga encuentros bilaterales con la canciller alemana, Angela Merkel, que acude a Los Cabos bajo intensas presiones para que relaje la postura germana respecto a la aplicación de las medidas de austeridad y el diseño de instrumentos a nivel europeo para combatir la crisis de deuda.