Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La balanza por cuenta corriente de la UE registra un superávit de 16.100 millones de octubre

El dato de la eurozona presenta un saldo positivo de 28.400 millones de euros
La balanza de pagos de la Unión Europea (UE), que mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias, registró un superávit de 16.100 millones de euros en octubre, frente al saldo positivo de 17.400 millones obtenido en septiembre y el de 7.300 millones de euros alcanzado hace un año, según los datos de la oficina europea de estadística, Eurostat.
En concreto, la balanza de bienes registró un superávit de 9.500 millones de euros, frente a los 13.400 millones de septiembre, mientras que la de servicios alcanzó un saldo positivo de 13.400 millones de euros, 1.300 millones por debajo del dato de septiembre.
Asimismo, el déficit de la balanza rentas se situó en octubre 500 millones de euros, frente al déficit de 2.100 millones del mes anterior. Por su parte, el déficit por transferencias se incrementó en 400 millones, hasta un total de 6.400 millones de euros.
En el acumulado de los 12 últimos meses hasta octubre, el superávit por cuenta corriente fue de 175.900 millones de euros, frente a los 147.800 millones de euros registrado un año antes, con un superávit de 147.000 millones de euros en la cuenta de bienes y de 138.700 millones de euros en la de servicios.
Por su parte, el déficit en ingresos primarios fue de 30.600 millones de euros, mientras que el de transferencias alcanzó los 79.200 millones de euros.
En la zona euro, el superávit por cuenta corriente en octubre alcanzó los 28.400 millones de euros, frente a los 27.700 millones de euros del mes anterior, con un saldo positivo de 26.000 millones de euros en la balanza de bienes (-5.800 millones de euros) y de 9.300 millones en la de servicios (+4.500 millones de euros).
Asimismo, la balanza de rentas alcanzó un superávit de 6.100 millones de euros (+1.000 millones de euros), mientras que la de transferencias obtuvo un saldo negativo de 13.000 millones de euros (-1.000 millones de euros).