Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El contrabando de tabaco se sitúa en el 8,2% del mercado de cigarrillos en el primer semestre, según Altadis

El contrabando de tabaco representa el 8,2% del mercado de cigarrillos en España durante el primer semestre de este año, según ha señalado el presidente de Altadis, Juan Arrizabalaga --con datos del informe realizado por la consultora Ipsos--, durante el II Congreso Frente al Contrabando de Tabaco.
Este porcentaje supone un descenso de 2,4 puntos en comparación al dato de hace un año, que era del 10,6%, y de 4,3 puntos al de finales de 2014, momento en el que el contrabando de tabaco alcanzaba el porcentaje más elevado de los últimos años, exactamente un 12,5% del mercado. Desde entonces, la evolución del contrabando refleja una ligera, pero constante tendencia a la baja.
En sus palabras de inauguración del II Congreso Frente al Contrabando de Tabaco, celebrado en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla, el presidente de Altadis, Juan Arrizabalaga, ha destacado que "esta tendencia se debe, en gran medida, al eficaz trabajo que vienen realizando los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, junto a la Agencia Tributaria, a través del Servicio de Vigilancia Aduanera".
Además, ha señalado el aumento de aprehensiones en numerosas intervenciones, destacando especialmente el desmantelamiento en España de cerca de diez fábricas clandestinas dedicadas a la producción de tabaco ilegal, un fenómeno que hasta el año 2013 era inédito en España".
Según Arrizabalaga, "otro de los aspectos que ha podido influir en esa caída del contrabando ha sido la estabilidad fiscal de los últimos años, ya que el hecho de no haberse incrementado los impuestos del tabaco desde junio de 2013, ha permitido a los fabricantes efectuar subidas más moderadas de precios".
"Normalmente, subidas cuantiosas de precios por incrementos desproporcionados de impuestos llevan aparejadas un aumento del contrabando. Al mismo tiempo, la leve recuperación económica experimentada ha podido influir también en que el consumidor haya recuperado parte de su poder adquisitivo y prefiera comprar tabaco legal, con todas las garantías de calidad y control, en vez de tabaco de contrabando, aunque su precio sea más bajo, pero que no está sometido a ningún control", ha subrayado.
Sin embargo, el presidente de Altadis ha mostrado su preocupación por que el leve descenso experimentado en el contrabando de cigarrillos suponga un trasvase de este tipo de contrabando al del tabaco picado, cuya venta se ha disparado en detrimento de las ventas legales, que se han reducido en unas 800 toneladas entre 2013 y 2015.
Por lo que respecta a los datos de Ipsos por comunidades autónomas, Andalucía es la que sigue encabezando el ranking de las regiones con mayor índice de contrabando al situarse en un 25,3%, y ello a pesar de caer 9,3 puntos en comparación al dato del cierre del primer semestre de 2015.
Le sigue Cataluña, con un 7,2% frente al 6,2% del año anterior y en tercera posición se sitúa Extremadura, que presenta un 6,2% respecto al 31,9% de 2015. Esta brusca caída hace sospechar, al igual que en el caso de Castilla-La Mancha, en un importante trasvase del contrabando de cigarrillos al de tabaco picado en esta Comunidad, que es una de las regiones donde se ha detectado de manera alarmante este nuevo fenómeno.