Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consumo de cemento repunta un 3,2% en agosto tras cinco meses de caídas

Acumula un descenso del 2,8% en los ocho primeros meses
El consumo de cemento creció un 3,2% durante el pasado mes de agosto en comparación con el mismo mes del año anterior, hasta situarse en 930.593 toneladas, con lo que rompe con cinco meses consecutivos de caídas, según informó la patronal del sector Oficemen.
La subida no impide que la demanda de este material de construcción salde el conjunto de los ocho primeros meses del año con un descenso del 2,8%. Entre enero y agosto, el sector de la construcción consumió un total de 7,41 millones de toneladas de cemento, unas 217.000 toneladas menos que en el mismo periodo de 2015.
En lo que va de año, la demanda de cemento sólo ha crecido en febrero, cuando se disparó un 8,4%, y en este pasado mes de agosto. El resto de los meses se han cerrado con descensos, que oscilaron entre la leve disminución del 0,9% registrada en junio y el desplome del 10,6% de julio.
La patronal del ramo considera que estos datos "confirman" la "entrada en recesión del sector" que, según asegura, se está viendo "muy afectado" por la caída de la inversión y el parón de la construcción de obra pública.
Oficemen ya revisó a la baja al cierre del primer semestre del año sus previsiones para el conjunto del ejercicio, que ahora prevén que concluya con un descenso del 3%, en contraste con el crecimiento del 7% que habían augurado al comienzo del año.
DESPLOME DE LA DEMANDA PARA INFRAESTRUCTURAS.
La organización de empresas cementeras invirtió su estimación de cierre de año tras constatar el "mínimo histórico" que el consumo de cemento para construcción de infraestructuras, su principal mercado, había registrado al cierre del primer trimestre año.
Entre enero y marzo, la demanda de cemento para ingeniería civil se desplomó un 27%, de forma que acumula una contracción del 77,5% desde el inicio de la crisis. Así, en la actualidad, la construcción de infraestructuras sólo supone el 58% del consumo total de cemento, frente a la tasa del 64% que suponía hace un año.
Según Oficemen, este descenso no puede compensarse en su totalidad con el repunte de la demanda de cemento generada por la reactivación de la construcción de nuevas viviendas, pese a que ya supone el 20% del consumo total de cemento, frente a la tasa del 16% del pasado año.