Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consumo de cemento, en mínimos históricos tras caer un 3,1% en 2016 por el parón en obra pública

Rompe con dos años de subidas
El consumo de cemento cerró 2016 con un descenso del 3,1%, hasta las 11,14 millones de toneladas, lo que supone romper con el crecimiento de los dos años anteriores y registrar un volumen mínimo histórico, similar al que se registraba en la década de los sesenta, según informó la patronal del sector Oficemen.
Las cementeras achacan este dato al "hundimiento de la obra pública" y, por ello, considerán "preocupante" el ejercicio 2017, ante la dificultad de la Administración de invertir en infraestructuras por la exigencia de cumplir con el décifit.
Además, Oficemen señala que el aumento del coste de la electricidad, el que más pesa en la fabricación de cemento, reduce la competitividad del sector para exportar este material de construcción a otros países y amortiguar así el la caída del mercado doméstico.