Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La confianza del consumidor de EEUU cae desde que el exdirector del FBI, Comey, testificó ante el Senado

La confianza de los consumidores estadounidenses cayó en junio un 2,7%, para situarse en su nivel más bajo desde las elecciones presidenciales, si bien, solo teniendo en cuenta desde el 8 de junio ha perdido once puntos y retrocede hasta un nivel no visto desde septiembre de 2014, según la lectura preliminar del índice elaborado por la Universidad de Michigan.
De esta forma, aunque el índice preliminar en su conjunto se situó en 94,5 puntos, el nivel más bajo desde las elecciones presidenciales de EEUU, "enmascara un fuerte desplome desde el 8 de junio", indicó el economista jefe de la encuesta, Richard Curtin.
La pérdida de confianza de los consumidores estadounidenses se manifestaba el pasado 8 de junio, día en el que el exdirector del FBI, James Comey, testificaba ante el Senado. Así, de situarse en un promedio de 97,7 puntos al inicio del mes, desde el día de la comparecencia de Comey ha llegado a perder once puntos, hasta situarse en 86,7 puntos, el nivel más bajo desde septiembre de 2014.
Por otro lado, el informe indicó que la pérdida de confianza se observó en todos los partidos políticos, aunque la referida al Partido Republicano, presidido por Donald Trump, fue la que mayor retroceso experimentó.
La Universidad de Michigan explica en su informe que, "un mercado de trabajo más fuerte y unos mejores ingresos de los consumidores han funcionado de amortiguadores financieros ante el aumento de incertidumbres". No obstante, afirma que los consumidores se han vuelto menos optimistas sobre la trayectoria futura de la economía del país.