Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El conflicto de la estiba afronta una nueva semana clave

Se enfrenta a su examen en el Congreso y a la huelga coincidiendo con la visita de la Comisaria de Transportes de la UE
El conflicto generado por la reforma del sector de la estiba, contra la que hay convocada una huelga en los puertos a partir del próximo viernes 10 de marzo, afronta una nueva semana crítica para la consecución de un eventual acuerdo que permita su aprobación y suspender los paros.
Por el momento, la huelga en los puertos no arrancará este lunes como inicialmente estaba previsto, toda vez que los sindicatos desconvocaron las dos primeras jornadas de movilización del total de nueve programadas, esto es, la de mañana día 6 y la del miércoles 8.
De esta forma, el principal hito de la reforma será su examen en el Congreso, inicialmente programado para el jueves 9 de marzo, si bien el Gobierno sopesa demorarlo unas semanas dado que aún no cuenta con los apoyos suficientes para aprobarlo.
De su lado, patronal y sindicatos, con la mediación del presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, tratan de fijar una nueva reunión antes de que el jueves se produzca el eventual paso por el Congreso de la reforma.
El encuentro, que sucedería a los que empresas y estibadores vienen manteniendo en las últimas semanas, se prevé fijar para el martes o el miércoles, según indicaron a Europa Press en fuentes sindicales.
La reunión entre los agentes del sector y los contactos del Gobierno con los grupos políticos tendrán así lugar coincidiendo con la visita que realizará el lunes y el martes a España la comisaria europea de Transportes, Violeta Bulc.
La comisaria visita el país toda vez que hace unos días envió una carta al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en la que instaba al Gobierno español a cerrar cuanto antes la reforma de la estiba en los términos que le pide Europa para que España evite así una sanción.
EL VIERNES ARRANCA LA HUELGA.
Con todo, los sindicatos de estibadores (Coordinadora de Trabajadores del Mar, CC.OO., UGT, CIG y USO) arrancan el viernes día 10 el calendario de paros que aún mantienen, a expensas de lo que arroje el trámite parlamentario el Real Decreto Ley con el que Gobierno aborda la reforma del sector.
Por el momento, la huelga comienza a las 8.00 horas del viernes y se extendería los lunes, miércoles y viernes de las dos próximas semanas, esto es, los días 13, 15 17, 20, 22 y 24 de este mes, en los que los estibadores están llamados a parar las horas impares. El Ministerio de Fomento ya tiene fijados los servicios mínimos así como un plan de contingencia con las empresas que utilizan las instalaciones portuarias.
El principal punto del conflicto es la reivindicación de los sindicatos que de se garantice el empleo de todos los estibadores y sus condiciones laborales tras la reforma del sector.
La patronal Anesco ya ha manifestado su compromiso en ese sentido, si bien a cambio de que el Gobierno articule un plan de reconversión del sector que incluya ayudas públicas. De su lado, el Gobierno sólo ha manifestado su "disposición a ayudar", según indicó este viernes el ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, tras el Consejo de Ministros.